15 abr. 2024

Creen que el presidente apunta a la privatización

El 58% de las personas consultadas considera que el Gobierno de Horacio Cartes apunta a la privatización de las empresas públicas, según el resultado de la encuesta de Ibope-Cies.

El Gobierno no anunció un solo caso concreto, hasta ahora, que apunte hacia ese objetivo. Sin embargo, la mayoría cree que habrá privatización. Un 31% opina lo contrario y 11% no sabe qué responder.

Cuando se discutía en el Congreso Nacional el proyecto de ley de alianza público-privada, los dirigentes de izquierda, los sindicalistas, entre otros, opinaban que con dicha normativa las empresas privadas se harían cargo de los entes públicos. Si bien no hay una propuesta concreta hasta ahora al respecto, la idea quedó prendida en la mente de mucha gente.

Con la citada ley, el presidente de la República tendrá la potestad de concesionar la operatividad de las empresas públicas al sector privado.

El temor expresado por los sectores antiprivatistas es que el jefe de Estado use esa atribución para hacer privatizaciones y que la palabra concesión sea simplemente una excusa.

menos creen. Las personas de todos los niveles socioeconómicos (alto, medio y bajo) creen que el Gobierno de Cartes apunta hacia la privatización.

Sin embargo, notoriamente, los del nivel bajo son los que menos creen.

Dentro del nivel socioeconómico alto, el 72% considera que habrá privatización y el 23% que no. El 5% no sabe qué responder.

En el nivel medio, 59% cree que habrá privatización y 32% que no. La gente que no sabe es 9%.

En el nivel bajo, las personas que opinan que habrá privatización son 53% y 33% dice que no.

El más alto porcentaje de gente que no sabe qué responder se encuentra en este nivel (14%).

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.