País

Consorcio opera en Cateura sin el permiso ambiental

 

El nuevo consorcio adjudicado por la Municipalidad de Asunción para gestionar la basura aún no cuenta con la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Fue lo confesado por la directora de Evaluación de Impacto Ambiental del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), Carolina Pedrozo, luego de días de no querer dar declaraciones sobre el caso del relleno sanitario de Cateura.

Además, reconoció que la Comuna, documentalmente, aún no comunicó que ya es otra sociedad la que opera en Cateura, cuya licencia, ahora suspendida por incumplimientos, figura a nombre de Empo Ltda., que se retiró del sitio.

La directora de Asesoría Jurídica del Mades, Laura Bobadilla, señaló que una jueza instructora solicitó por oficio para que la Comuna informe si existe desvinculación con la firma. En tanto que el director de Administración y Finanzas del Municipio, Wilfrido Cáceres, indicó que el ente está al tanto. Aseguró que el jueves tuvieron una reunión con representantes del Mades y del consorcio.

El Consorcio de Gestión Integral de Residuos, integrado por El Farol SA, Tecno Scan SA y Servicios de Ingeniería y Materiales ingresó a Cateura desde el sábado 27 de junio, un día antes de las elecciones internas partidarias. Esta primera firma citada mantiene una larga disputa con Empo. El contrato, hasta octubre y por un monto de hasta G. 10.000 millones, es para la recepción de basura en Cateura, traslado de residuos resultantes de la segregación y disposición final a otro sitio.

Desde el Consorcio señalaron que: “El pedido de licencia fue modificado para tener una temporal ajustada a la realidad del lugar”. La compañía presentó el estudio pero Pedrozo alega que “aún no revisó”. Ambas funcionarias del Mades intentaron minimizar el hecho de que ya este operando sin obtener los permisos ambientales formalmente.

“Ellos ya presentaron un estudio de evaluación. Eso para asesoría jurídica significa que se utiliza la Ley Nº 294 de Evaluación de Impacto Ambiental en el cual le habilita durante o antes de la ejecución a operar. Al presentar el estudio se enmarca dentro de la normativa”, señaló Bobadilla. Pedrozo remarcó que el artículo 2º de esta normativa es “flexible o abierto” ya que menciona que el estudio es para obra o actividad proyectada o en ejecución. “Redactado de manera ambigua es lo que ellos podrían apelar”, justificó.

Irregularidades. El Mades realizó una intervención en Cateura. Entre las irregularidades se citan por ejemplo escurrimiento de lixiviado y rotura de diques. Al respecto, Cáceres sostuvo que dichas adecuaciones estarían a cargo del consorcio.

Dejá tu comentario