Nacionales

Colorados, ofendidos por insultos, aprovechan mayoría e imponen sanción a Celeste Amarilla

La Cámara de Diputados sancionó a la diputada liberal Celeste Amarilla con suspensión por 60 días, por sus expresiones en las que afirmó que al menos 60 o 70 de los congresistas ingresaron con dinero sucio.

La bancada colorada de la Cámara de Diputados impulsó este miércoles un proyecto de resolución que sanciona a la diputada Celeste Amarilla por insultar a sus colegas en reiteradas ocasiones, con una suspensión de 60 días, sin goce de sueldo.

Como primer punto del día, el cartista Bachi Núñez pidió abrir debate sobre la sanción de Amarilla, sin siquiera mencionar bajo qué causales se la iba a sancionar ni el tipo de sanción a impartirse.

Posteriormente, ya durante su segunda intervención, Núñez anunció que dio mesa de entrada al proyecto de declaración, bajo el argumento de que su colega cometió inconductas contempladas en el artículo 190 de la Constitución Nacional.

Nota relacionada: Bachi pide tratar en el pleno la acusación de Amarilla

El debate libre se extendió durante horas, cuando en el orden del día esperaban casi 30 proyectos a ser analizados, entre ellos el de arancel cero a estudiantes universitarios públicos, quienes llegaron a inmediaciones del Parlamento para seguir el estudio del documento.

La sesión se vio mucho más confusa cuando del debate libre pasó a tratarse el proyecto sin previa defensa de la diputada Celeste Amarilla, quien también participó del debate y pidió la apertura de un sumario y nombró como defensores a sus colegas y abogados Rodrigo Blanco y Kattya González.

Amarilla cuestionó que sin previo aviso se haya llevado del debate libre a aprobarse la sanción. La diputada liberal pidió dejar la sesión a todos los que estuvieren en contra de la medida.

Lea también: Diputada liberal trata de miserables a los precandidatos

En medio de discusiones y cuestionamiento, el presidente de la Cámara, Pedro Alliana, decidió poner a votación si se trataba este miércoles el proyecto de resolución o se concedía a Amarilla el pedido de un previo sumario y posterior derecho a defensa.

Finalmente, las bancadas opositoras abandonaron la sesión y se dio vía libre al ingreso del proyecto y seguidamente se dio paso a votar por la sanción, donde se registraron 47 votos a favor de la primera suspensión a una legisladora.

Debate

Una de las que dijeron sentirse herida por las expresiones de Amarilla fue Jazmín Narváez, de Colorado Añetete, quien dijo que las expresiones de su colega agravian y ofenden, además de afectar a la familia.

“Acusarnos de hechos delictuosos. Me siento herida, si hubiese sido cuestión de una vez, todos tenemos derecho a equivocarnos, pero cada tanto nos acusa de hechos delictuosos”, indicó.

El impulsor del proyecto, Basilio Núñez, dijo que por la gravedad de sus expresiones la diputada liberal debería perder su investidura. “Es reiterativo, no es una vez. A los colorados les trata de una mierda, a los profesores les trata de burros. Cuántas veces nos trató de burros también”, acusó.

También puede leer: Celeste Amarilla a Nano Galaverna: "Respetame, pendejo maleducado"

En otro momento, descartó que se trate de un hecho de censura. “Hablamos de responsabilidad de las expresiones. Nadie le censura a nadie”, explicó.

Entre los liberales que se mostraron también a favor de la sanción fue el llanista Édgar Ortiz, quien dijo que se utiliza la libertad de expresión para un “libertinaje”

“Vamos a abrir la canilla para decirnos todo lo que queremos. A mí también me dijeron que se enriqueció con la merienda escolar pagando el 20% de coima a los concejales. Con el cuento de la libertad es el libertinaje”, apoyó.

Censura a Amarilla fue calificada como precedente nefasto

Los diputados opositores de diferentes bancadas coincidieron en que esta sanción deja un mal precedente dentro de la Cámara Baja. En ese sentido se mostraron los diputados Rodrigo Blanco, Sebastián Villarejo, Rocío Vallejo, Carlos Rejala, Celso Kennedy, Édgar Acosta, Norma Camacho, entre otros.

“Es una locura sancionar a una colega por sus expresiones. Podemos debatir, pero no sancionar una opinión. Podemos estar en desacuerdo, podemos criticar, podemos enojarnos, pero jamás de los jamases podemos sancionar a una colega por su opinión”, mencionó Villarejo.

A su turno, Édgar Acosta criticó que se pretenda sancionar a un legislador por limitar sus opiniones. “Esta es la forma de hacer callar a los más débiles. No dejemos un precedente nefasto”, abogó el liberal.

Agregó que la opinión es una herramienta del Parlamento. “No va a ser la solución, si estamos buscando con esto, que después de esos dos meses, Celeste venga diferente, no sé si eso está en su naturaleza”, comentó.

Por su parte, el congresista Jorge Brítez pidió a Celeste Amarilla “seguir puteando e insultando a los corruptos y que se ponga el saco a quien le quede”.

Acotó: “Tanto hablamos de las mujeres, de que no ocupan espacios, que nadie les hace caso, yo puedo decir que Celeste Amarilla es un emblema de la Cámara de Diputados. Ella dice muchas cosas que muchos de nosotros no nos animamos”.

"En la puta vida le voy a dar a Efraín Alegre", dice Amarilla

Durante el debate, Celeste Amarilla afirmó que va a pedir disculpas solamente a sus correligionarios y colegas de las bancadas opositoras.

"No me voy a retractar en nada de lo que dije, solo voy a retractar del número. A los senadores que me escuchen quiero que sepan que también pienso que hay senadores que entraron con dinero sucio", disparó.

Pidió que la Contraloría General del Estado revise la declaración jurada de los diputados para verificar si el dinero que se hace figurar condice con sus bienes.

Amarilla también aclaró sus expresiones de que pagó USD 200.000 por su banca y lo cual le valió muchas acusaciones durante la sesión. Sin embargo, aseguró que fueron USD 180.000 y que ella misma se encargó del monto. "En la puta vida le voy a dar a Efraín Alegre, yo administré mi plata", dijo.

Dejá tu comentario