26 feb. 2024

Caso Arrayanes: Imputan a arrendatarios y subarrendataria por homicidio culposo de Rolo Núñez

La fiscala Carla Rojas imputó a dos arrendatarios del complejo Arrayanes y una subarrendataria por la figura de homicidio culposo, tras la muerte de Rodolfo Antonio de Jesús Núñez Scolari por electrocución durante un torneo de ex alumnos de un colegio. La imputación señala que el el local no contaba con licencia comercial ni planos aprobados por la Municipalidad de Asunción.

Verifican complejo Arrayanes_Verifican complejo Arrayanes (2)_46479502.jpg

La imputación es contra los arrendatarios y subarrendataria del complejo Arrayanes.

La imputación es a Edgar Lemuel Torres Domaniczky y María Lila Contreras Saguier, como arrendatarios del Complejo Arrayanes. También fue imputado Oscar Daniel Ruiz Fernández, como garante del contrato de arrendamiento, así como María Marcela Contreras Saguier, como subarrendataria.

La fiscala Carla Rojas solicitó al juzgado la aplicación de medidas alternativas a la prisión para los cuatro investigados, informó la periodista Liz Acosta.

Lea más: Caso Arrayanes: Fiscalía convocará a una audiencia indagatoria a responsables

Según el acta de imputación, Edgar Domaniczky y María Contreras habrían violado normas de cuidado, las que habrían asumido al firmar el contrato de arrendamiento del complejo Arrayanes, “lugar que estaría siendo explotado comercialmente, sin contar con licencia comercial ni planos aprobados por la Municipalidad de Asunción”.

Asimismo, señala que se sospecha que Oscar Ruíz habría violado normas de cuidado, las que habría asumido como garante al firmar el contrato de arrendamiento del local, obligándose además conjuntamente con María Contreras, a través de un contrato de sub locación, a explotarlo comercialmente en actividades deportivas y sociales.

Nota relacionada: Caso Los Arrayanes: Estudio forense confirma que Rolo Núñez murió electrocutado

De igual modo, habrían asumido mantenerlo en condiciones aptas para su uso, sin embargo, la estructura metálica de la lumínica de la cancha 1 del predio, no se encontraría en condiciones de aislamiento eléctrico, presentando tensión, según el escrito fiscal.

El 16 de setiembre pasado, a las 17:30 aproximadamente, se estaba disputando un partido de fútbol en el interior de Arrayanes. Rodolfo Antonio de Jesús Núñez Scolari tocó la estructura de la lumínica de la cancha 1 y recibió una descarga eléctrica. Murió por electrocución.

Posterior al hecho, se realizó una medición de la tensión de la estructura de la lumínica arrojando tensión entre 149 y 164 voltios. Otra medición realizada en fecha 18 de setiembre tuvo como resultado una tensión de entre 70 a 80 voltios.

Le puede interesar: Complejo Los Arrayanes operaba con irregularidad, sin licencia ni planos aprobados

En 18 de setiembre se realizó una constitución fiscal, acompañados de funcionarios del laboratorio forense del Ministerio Público, de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), familiares de la víctima y encargados el predio con sus representantes legales, a los efectos de constatar la presencia de tensión eléctrica.

En la ocasión, el personal de la ANDE, entre otras cosas, refirió que la instalación del tablero era correcta, con electroductos rígidos subterráneos, “visualizando un pequeño deterioro, el tablero era de embutir y no de adosar, es decir, la caja está preparada para interiores, la cantidad de llave era la correcta y la alimentación proviene del transformador ubicado en la parte trasera de la propiedad”.

Recibí las noticias en tu celular: Canal de WhatsApp Última Hora

Se constató que una parte del caño rígido de la columna al tablero, se encontraba incompleta con un caño de metal de ocho centímetros, con cables colgados bajo el tablero que no deberían estar ahí, uno de ellos se encontraba desconectado y sulfatado.

El funcionario de la ANDE Jorge Ibarrola declaró ante el Ministerio Público que constataron que la caja de llave no era para intemperie (a pesar de que estaba en la intemperie).

Aseguró que eso técnicamente no es correcto porque no está preparado para soportar las condiciones externas (agua, calor, humedad) y dijo que lo correcto sería una caja llave externa, por la seguridad que tiene (una protección distinta de resistencia).

Además, declaró que también llamó la atención que de la salida de la caja (tablero) tenía un pedazo de caño de metal de ocho centímetros aproximadamente (que no es aislante sino conductor) y que técnicamente esto tampoco es correcto.

Más contenido de esta sección
El juez de Garantías José Agustín Delmás elevó a juicio oral el caso de Paraguayo Payo Cubas, por los incidentes ocurridos frente al Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) tras las elecciones de abril del 2023. Se habían realizado protestas por alrededor de dos semanas en reclamo a un supuesto fraude en las elecciones presidenciales 2023.
La Policía brasileña detuvo a un hombre de nacionalidad venezolana que transportaba cuatro fusiles y alrededor de 12 pistolas. El procedimiento se realizó en la zona de San Miguel de Iguazú, Brasil ubicada a 50 kilómetros de Ciudad del Este. Se presume que las armas ingresaron desde Paraguay.
El pastor José Insfrán llegó en la mañana de este lunes a la sede de la Unidad Antidrogas de la Fiscalía para una declaración indagatoria. Hasta el momento no se puede realizar el trámite por falta de energía eléctrica en el edificio estatal, según indicó el abogado de Insfrán, señalado de liderar una estructura dedicada al lavado de dinero.
Cientos de manifestantes cerraron rutas en Salto del Guairá, Canindeyú, en protesta contra eventual derogación de la ley en compensación por la desaparición de los saltos que se da en el marco del proyecto Hambre Cero impulsado por el Poder Ejecutivo.
La niña indígena, de 10 años, se encuentra estable tras dar a luz este domingo en Ciudad del Este, Alto Paraná. La víctima fue abusada sexualmente por su padrastro, quien se encuentra recluido en la cárcel de Villarrica.
Conductores de motocicletas y de automóviles que circulan por la zona del túnel Tres Bocas, en Villa Elisa, circulan bajo riesgo de sufrir un accidente de tránsito ante la existencia de dos registros cloacales que quedaron sin tapas. Se presume que las fueron robadas por adictos.