04 mar. 2024

Brillo de Palma debe contagiar otras acciones del Gobierno

Para celebrar sus primeros cien días de gobierno, Santiago Peña hizo la presentación oficial del nuevo sistema de iluminación en la histórica calle Palma. Sin embargo, igual que sus acciones gubernamentales, las calles de Asunción, fuera de la extensión que abarca el proyecto, permanecen en el mismo estado de abandono y dejadez. Necesitamos con urgencia que tanto el Gobierno central como el municipal comiencen a implementar proyectos que tengan como único objetivo lograr el bienestar de la ciudadanía.

Es una vista encantadora la que exhibe la tradicional calle Palma en el centro histórico de Asunción, sin la acostumbrada y desordenada maraña de cables que contaminan la visual y ocultan la elegancia de lo que todavía queda de nuestro patrimonio arquitectónico.

Con la inauguración del nuevo sistema de iluminación en la calle Palma, quedaron por fin soterrados los cables. El proyecto, que tuvo sin dudas un costo millonario, no pasa, sin embargo, de ser un toque de maquillaje a una realidad compleja que precisa de políticas públicas y una buena planificación urbana por parte del Municipio.

La capital del país requerirá un enorme esfuerzo, trabajo e inversión para poder brillar como los metros de brillo que le dieron a Palma. El centro lleva décadas de abandono.

Salones comerciales cerrados, oscuridad, veredas rotas, inseguridad y un patrimonio histórico que se fue perdiendo como consecuencia de la dejadez es la imagen que ofrece a diario y que la administración municipal no ha sido capaz de revertir, pese a las numerosas críticas y a los reclamos.

Edificios y antiguas casonas históricas se han convertido en aguantaderos de delincuentes y adictos, también son criaderos de mosquitos y alimañas; estos espacios han sido saqueados, y es un deporte de riesgo transitar por sus veredas rotas y el repulsivo olor que llega desde ellos. Lamentablemente esa es la imagen que muestra hoy la capital del país.

Asunción perdió población precisamente por la mala calidad de los servicios y porque resulta muy cara para lo escaso que ofrece. Sin servicios, escasamente iluminada, insegura y sin transporte público, los vecinos prefieren morar lejos, pero en entornos más seguros y amables.

La administración municipal, en vez de potenciar los espacios públicos verdes, se ha dedicado a sembrar de estaciones de servicio la ciudad. Por eso tiene una superpoblación de estaciones de servicio, lo cual resulta sumamente peligroso, pues en los últimos años fue detectada en las aguas subterráneas infiltración de combustibles. Esto, según estudios de la Facultad de Ingeniería UNA.

Los problemas de Asunción, su caos y su abandono no serán resueltos con unas pocas calles que no muestren sus cables. Para esto es necesario que las autoridades tengan planes que consideren toda la problemática y la aborden con un enfoque de desarrollo urbano que ubique en el centro de todo al ciudadano y sus necesidades.

En los primeros cien días de gobierno de Santiago Peña, por ejemplo, dos aspectos resaltan precisamente porque forman parte de dos ejes que hacen que la vida de los paraguayos y paraguayas adquiera altos niveles de precariedad: la falta de seguridad y el desastroso servicio de transporte público.

La delincuencia prácticamente se ha apoderado del país y afecta cotidianamente a la población más expuesta, a estudiantes y a trabajadores que son asaltados con absoluta impunidad. Por parte de las autoridades que asumieron hace cien días, no se han perfilado soluciones o respuestas a la grave situación. La actual situación de inseguridad que afecta en forma cotidiana a la población es insostenible.

De la misma manera, no se perfilan respuestas a uno de los más sentidos reclamos de la población como es el transporte público. Los usuarios que dependen de este servicio son víctimas a diario de las reguladas de las líneas, las cuales son permanentemente ignoradas por el MOPC; soportan demoras, maltratos y humillaciones. El usuario del transporte público se encuentra abandonado a su suerte.

Necesitamos que el Gobierno central y el municipal trabajen con proyectos y planes para elevar la calidad de vida de la ciudadanía.

Más contenido de esta sección
Hace unos días, fue intervenida una estancia en Fuerte Olimpo, Alto Paraguay, y en el lugar fueron detenidas diez personas de cuyo poder incautaron fusiles AR47 y una avioneta Cessna, además descubrieron una pista clandestina que habría pertenecido a la estructura liderada por el supuesto narcotraficante uruguayo Sebastián Marset y al presunto líder de tráfico de drogas, Miguel Ángel Insfrán, alias Tío Rico. Resulta insostenible la falta de control del espacio aéreo nacional, ante la impasividad o complicidad de las autoridades.
Aproximadamente, unos 1.300.000 niños y adolescentes paraguayos retornaron a clases en los establecimientos educativos públicos hace unos días, y el escenario que hallaron muchos de ellos ha sido el de una infraestructura deficiente y precariedades. A pesar de que la Constitución Nacional consagra el derecho a la educación, frente a la realidad a la que asistimos, parecen apenas palabras vacías de significado debido a la ceguera de nuestros líderes políticos para anteponer los intereses de la mayoría y apostar por el presente y el futuro del país.
El acceso de los niños a alimentos adecuados y saludables es esencial para garantizar su bienestar físico, intelectual y social. Los programas de alimentación escolar han formado parte de la política educativa desde hace más de un siglo y permanecen en la actualidad, independientemente del nivel de desarrollo de los países y de los ingresos de los hogares. Pero en todos los países el programa se ha planteado de manera integral y tiene alto consenso social. Paraguay no puede ser una excepción. Los cambios planteados solo generaron conflictividad, a la vez de que no garantizarán mejoras sustanciales.
Los agricultores familiares producen la mayor parte de los alimentos frescos y sanos, diversificados y culturalmente apropiados. Generan oportunidades de empleo agrícola y no agrícola, y ayudan a las economías rurales a crecer. La agricultura familiar preserva y restaura la biodiversidad y los ecosistemas, y utiliza métodos de producción que pueden ayudar a reducir o evitar los riesgos del cambio climático. La agricultura familiar es fundamental para mantener la capacidad adquisitiva de los ingresos de todas las familias y para reducir la pobreza en el sector rural. Dejarla en el abandono es poner un obstáculo al crecimiento sostenible, al bienestar de los hogares y al desarrollo del país.
La violencia contra las mujeres es una preocupante realidad en el Paraguay. En este Día de la Mujer Paraguaya debemos recordar los datos de las instituciones que señalan que, pese a las leyes, los casos de violencia en el hogar y los casos de feminicidio no disminuyen. Estamos lejos de ser una sociedad que respeta y valora las capacidades de las mujeres; prueba de ello es el aumento en el último año de la violencia política. Este es un indicador del largo camino que nos falta andar para ser una sociedad verdaderamente democrática.
Las reguladas del servicio del transporte público forman parte ya de la realidad cotidiana para los pobladores de la capital, su área metropolitana y el Departamento Central. El mal servicio, no obstante, afecta a todas las ciudades y localidades del Paraguay. Este, además de la salud pública, es el servicio más ineficiente que debe padecer la ciudadanía. Las humillaciones que a diario soportan los usuarios son inaceptables. Un transporte público seguro y cómodo es un derecho que tienen los paraguayos y significa calidad de vida.