25 may. 2024

Bomberos rescatan a serpiente de una vivienda en Minga Guazú

Bomberos voluntarios rescataron a una serpiente que estaba en una vivienda en Minga Guazú, Departamento de Alto Paraná. El reptil fue liberado en su hábitat nacional.

serpiente.jpg

La serpiente fue liberada en su hábitat natural tras ser rescatada por los bomberos voluntarios.

Foto: Gentileza.

Personal de guardia del Cuerpo de Bomberos Voluntarios fueron alertados sobre un reptil, en una vivienda ubicada en el kilómetro 22 lado Acaray de la ciudad de Minga Guazú, Departamento de Alto Paraá.

Los voluntarios rescataron a una Culebra Pseudabables Patagoniensis (nombre científico) más conocida como mboi kapi’i o serpiente de pastizal.

Según estudios, se alimenta de ranas, sapos, lagartijas, ratones y arañas.

Su mordedura no presenta importancia médica (pero eso no quiere decir que no se debe asistir a un centro asistencial). El reptil fue liberado en su hábitat natural.

“Instamos a no matar a estos animales, sino a atraparlos o avisar para que vayan en su ayuda. Si bien son temidos, forman parte del parte del ecosistema”, expresaron los bomberos voluntarios de Minga Guazú a través de su red social Facebook.

Más contenido de esta sección
Un taguato común, conocido como el ejemplar rupornis magnirostris, fue rescatado por bomberos voluntarios de Ñemby. El ave se habría lastimado el ala con una trampa al intentar cazar una presa.
Un total de cinco guacamayos de colores azul y amarillo (Ara ararauna), nacieron en el Centro Ambiental Tekotopa de Itaipú Binacional. Dos de estos pichones, provenientes de una pareja, vieron la luz en diciembre y recientemente salieron del nido. Los otros tres, nacidos en marzo, aún no salieron.
Científicos argentinos junto a Greenpeace presentaron este lunes el Proyecto Yaguareté, un plan para garantizar la supervivencia y recuperación de esta especie en el Gran Chaco argentino, el segundo pulmón de América detrás de la Amazonía y donde solo quedan 20 ejemplares de este felino.
Coli, el yaguareté paraguayo que vive en el Parque Nacional de Iberá, en Corrientes, Argentina, tuvo su primera camada de cachorros en un exitoso proyecto de reintroducción de la especie de felinos.
Escondido en las montañas del norte de Taiwán, existe un pueblo que dejó atrás décadas de explotación minera para rendirse al amor por los gatos: Houtong.
Cientos de mascotas han sido rescatadas del agua desde que empezaron las inundaciones en el sur de Brasil. Mojadas y nerviosas, muchas han sido acogidas en refugios creados sobre la marcha mientras esperan un nuevo hogar.