Política

Bachi dice que ningún órgano de control cuestionó su gestión

 

El diputado Basilio Bachi Núñez, líder de la bancada cartista en la Cámara Baja, manifestó que la Contraloría nunca determinó faltante alguno en su administración como intendente de Villa Hayes (2006-2010), y que mucho menos existe denuncia en su contra en la Fiscalía.

El legislador atribuyó la acusación a una cuestión política. “Yo fui intendente cuatro años. No tengo denuncia en la Fiscalía de ningún faltante”, dijo a Última Hora.

“(…) no sé de dónde sacaron que hubo un faltante de G. 6.000 millones, y cómo va a haber faltante si no existe un dictamen de Contraloría, si no hay una denuncia en la Fiscalía”, expresó.

El clan Núñez, encabezado por Bachi, quiere volver a recuperar su liderazgo en Villa Hayes, feudo de la familia.

Los numerosos cuestionamientos al clan hicieron que pierda el municipio de la capital departamental de Presidente Hayes en las últimas elecciones municipales.

Sol Núñez, hija del diputado, busca un escaño en la Junta Municipal de la localidad chaqueña. La joven lidera la lista de candidatos por la ANR. Mientras que la pareja del legislador, la concejal Nidia Cabrera Zaracho, va como suplente.

Ricardo Núñez Jara, sobrino de Bachi, funcionario de Copaco, también quiere ser concejal de Villa Hayes.

Los Núñez, a pesar de contar con numerosos cuestionamientos, se muestran despreocupados. Mientras, buscan la manera de perpetuarse en el poder.

LOS HERMANOS

Otro integrante del clan familiar es Óscar Venancio, hermano del parlamentario. Ex gobernador de Presidente Hayes (2008-2012) y ex diputado (2013-2018), con proceso por una supuesta tragada millonaria de la Gobernación chaqueña. Su caso está trabado en la justicia debido a reiteradas chicanas.

El otro hermano es Ricardo Núñez, quien fue intendente de Villa Hayes (2010-2015) y su administración también fue blanco de cuestionamientos. Llegó a ser el titular de la Organización Paraguaya de Cooperación Intermunicipal (Opaci).

Cuando su hermano Óscar asumió la Gobernación de Presidente Hayes en el año 2008, pasó a ser administrador de la institución.

Actualmente es miembro titular de la Conajzar, designado por el presidente Mario Abdo Benítez. Ricardo se había postulado para diputado por el movimiento Colorado Añetete, pero no consiguió acceder a la banca.

CLAN GONZÁLEZ DAHER

Antes este diario publicó el caso del clan González Daher. De poderoso, paso a ser visto como una especie de paria.

Anteriormente el apoyo político de los González Daher era codiciado. Pero la cosa cambió a partir de la condena de Óscar González Daher, cabeza del clan.

En el escenario actual, una mayoría de la dirigencia colorada no quiere exponerse como allegada al clan de la ciudad de Luque.

El ex senador manejaba el poder político y también las riendas de la Justicia. Era el representante del Senado en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM). En el momento que fue expulsado de la Cámara Alta como un pionero, al aplicársele la pérdida de investidura, presidía el organismo extrapoder.

La idea de un juicio o un castigo parecía imposible; sin embargo, su imperio empezó a tambalear en el 2017 con la filtración de audios que evidenciaron operaciones ilegales y el apriete y manipulación a magistrados a su antojo.

González Daher se convirtió además en uno de los primeros políticos paraguayos declarados como “significativamente corrupto” por el Gobierno de EEUU. Fue sentenciado a 7 años de cárcel por enriquecimiento ilícito y otras causas, pena que aún no quedó firme.

Junto al ex senador fue condenado su hijo Rubén González Chaves, candidato a concejal de Luque. Sentenciado a 8 años de prisión por declaración falsa, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

En su feudo, Luque, todavía tiene simpatizantes, la mayoría son funcionarios públicos que él ubicó. En el municipio no hay unidad y la cúpula colorada no oculta su temor de perder las elecciones el próximo 10 de octubre.

Dejá tu comentario