Mundo

Argentina busca apoyo internacional para diálogo con R. Unido sobre Malvinas

La campaña del Gobierno de Argentina para mantener vigente su reclamo por la soberanía de las islas Malvinas llegó este jueves a Bolivia, donde el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, destacó la importancia del apoyo internacional para retomar las negociaciones con el Reino Unido al respecto.

Guillermo Carmona se refirió al tema en una conferencia de prensa en La Paz, que estuvo precedida por la entrega de un mural conmemorativo en la sede de la Embajada argentina.

El funcionario destacó que el retorno de la democracia a Argentina permitió retomar la acción diplomática y que uno de los principales logros de esa política exterior fue "conseguir el apoyo de la gran mayoría de los Estados del mundo" que, según dijo, "exigen con Argentina que el Reino Unido cumpla con el derecho internacional".

"Esta es una situación muy importante porque contar con apoyos internacionales es una de las condiciones fundamentales para lograr el objetivo de que se reabran las negociaciones", manifestó.

Nota relacionada: "Las Malvinas fueron, son y serán argentinas", afirma presidente de Argentina

Carmona sostuvo que la labor es "seguir sumando apoyos y consolidar la posición internacional" que permita "superar las reticencias del Reino Unido para retomar las negociaciones".

También recordó que su país consiguió resoluciones del Comité de Descolonización de la Asamblea General de las Naciones Unidas "en favor de que se restablezcan las negociaciones por la cuestión de soberanía".

Por ello, consideró que mientras Argentina cuenta "con apoyos categóricos" y con una posición internacional consolidada, "el Reino Unido tiene un costo de reputación" por no cumplir con las resoluciones de Naciones Unidas.

Además, sostuvo que la cuestión de las Malvinas es una "causa de lucha contra el colonialismo".

Los antecedentes

El Reino Unido tiene desde 1833 la soberanía de las islas Malvinas y el 2 de abril de 1982, hace 40 años, se inició una guerra con el desembarco de tropas argentinas en el archipiélago, que concluyó en junio de ese año con su rendición.

En el conflicto bélico del Atlántico Sur murieron 255 británicos, 3 isleños y 649 argentinos.

Lea también: Argentina insistirá en las Malvinas 40 años después de la guerra

Desde el fin de la guerra, el Reino Unido se niega a retomar las negociaciones con Argentina que se habían iniciado en 1966, gracias al impulso de Naciones Unidas, pese a los reiterados llamados al diálogo por parte de ese organismo y otros foros internacionales.

La agenda argentina

Carmona llegó a Bolivia en el contexto de la conmemoración de las cuatro décadas del conflicto del Atlántico Sur y la iniciativa del gobierno de Alberto Fernández llamada "Agenda Malvinas 40 años", con diversas acciones dentro y fuera de Argentina, para que "permanezca viva la causa Malvinas" y además agradecer los apoyos recibidos.

Y no solo como una "causa nacional argentina, sino como una causa que compartimos todos los latinoamericanos", apuntó.

Dentro de esta iniciativa, que lleva el lema "Malvinas nos une", se han emprendido acciones como la conformación de comisiones de apoyo al diálogo por Malvinas en países como Bolivia, explicó.

Nota relacionada: Argentina quiere recuperar soberanía de Malvinas

También se promueven actividades de "visibilización" del tema, como charlas en universidades; la creación de murales, como el presentado en esta jornada en La Paz; o la imposición del nombre "Malvinas Argentinas" a espacios públicos, como avenidas, calles, plazas o parques, esto en coordinación con los gobiernos locales, precisó.

Justamente, Carmona asistió a un acto en la plazuela Malvinas Argentinas en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz.

En su agenda está prevista una reunión en las próximas horas con el canciller boliviano, Rogelio Mayta.

Consultado sobre un respaldo a la centenaria reclamación marítima boliviana a Chile, Carmona abogó por "la resolución de cualquier situación de diferencia que tengan los Estados de la región" mediante "una solución pacífica y negociada".

Fuente: EFE.

Dejá tu comentario