16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
27°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
jueves 25 de mayo de 2017, 10:40

Robo a Prosegur: Se cumple un mes sin mayores resultados

La hipótesis policial de que la facción del Primer Comando Capital que asaltó la sede de Prosegur Paraguay SA, en Ciudad del Este, tuvo apoyo logístico en el país, no pudo ser confirmada a un mes de haberse registrado el hecho. Una nueva alerta sobre la presencia de los soldados de la organización criminal en Alto Paraná obligó a la Policía a replegar sus grupos tácticos para repeler cualquier ataque.
Por Édgar Medina | Ciudad del Este

Los fiscales Marcelo Saldívar y Denise Duarte realizaron sendos allanamientos desde el inicio de la instalación de un Centro Integrado de Investigación de la Policía Nacional, que designó como cabeza visible al comisario general director Abel Cañete.

El último allanamiento se realizó en una propiedad rural de Hernandarias, el lunes pasado, que supuestamente fue utilizada por parte de la gavilla para cruzar hacia el Brasil, luego del atraco. La propiedad estaba a cargo de Carlos González Martínez. La comitiva fiscal policial se incautó de 3 chips telefónicos y aparatos celulares durante el allanamiento.

Un supuesto narcotraficante, identificado como Juan Puchetta o Joao Puchetta, es sindicado de ser el que guardó los vehículos blindados utilizados para el atraco en una granja de su propiedad. Mientras que la Policía tiene datos de que 3 fusiles antiaéreos habrían sido introducidos al país, en avión, desde Bolivia, para el megaatraco.

Otra sospecha no revelada hasta ahora es que los delincuentes tenían conocimiento del dispositivo de seguridad de la empresa transportadora de caudales. Por otro lado, se menciona que dos agentes policiales se alzaron con 2 bolsas de dinero del devastado local.

Los datos de inteligencia policial no pudieron ser probados, atendiendo a los resultados. Una granja perteneciente supuestamente a Puchetta, ubicada en la zona rural de Presidente Franco, fue una de las primeras allanadas. Los agentes informaron que hallaron huellas de movimientos de vehículos en el lugar, pero ninguna otra evidencia.

La única avioneta incautada bajo sospecha de haber sido utilizada por miembros del PCC tuvo que ser liberada porque supuestamente jamás salió del Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi. "Ya se devolvió. Mi cliente tuvo que llevar a su estancia, porque a causa del incidente Aerocentro rescindió contrato del alquiler de su hangar", afirmó ayer el abogado Rolando Cáceres, al referirse al caso.

EVIDENCIAS. Casi la totalidad de los chips telefónicos y aparatos incautados fueron retirados, bajo autorización del Ministerio Público, por peritos de la Policía Federal del Brasil. Los agentes del vecino país habían capturado a parte de la gavilla en el mismo día del escape, ya en territorio brasileño, y poseen mayor infraestructura para la verificación de los elementos. Los resultados aún no fueron dados a conocer públicamente, porque resolvieron no brindar más información durante la etapa investigativa.

GOLPE PERFECTO. El atraco a la sede de Prosegur arrojó un botín de casi 12 millones de dólares, para un centenar de soldados de una facción del PCC, que sitiaron un sector de Ciudad del Este, entre los kilómetros 3,5 al 4 de la ruta 7, las avenidas Itaipú Este, los Naranjos y la avenida Mariscal López o Supercarretera, para cometer el golpe.

El suboficial Sabino Ramón Benítez, agente del Grupo Especial de Operaciones, fue asesinado en el interior de su automóvil, frente al local de Prosegur. La empresa tenía solamente 3 vigilantes de guardia en el momento del atraco.

Los delincuentes utilizaron armas de guerra, explosivos, incendiaron cerca de 15 vehículos y efectuaron disparos al aire, para persuadir a los agentes policiales.

INVESTIGACIÓN INTERNA
. El robo a Prosegur convirtió en sospechosos a todos los jefes policiales del Alto Paraná, atendiendo a que el comandante de la Policía Nacional, comisario general director Luís Rojas, dispuso la intervención del Departamento de Asuntos Internos de la Policía, para determinar si hubo negligencia.

En ese contexto, se supo que corrió una versión entre los agentes policiales de que dos uniformados que llegaron primero a la escena del atraco se habrían alzado con dos bolsas de dinero, que habían quedado descubierto en el sitio.

El comisario principal Juan Fernández, entonces jefe de Policía del Alto Paraná; el comisario principal Arsenio Correa, jefe de Investigación de Delitos; el comisario Aquiles Villalba, subjefe de Investigación de Delitos; el comisario Cristhian Cáceres, jefe de Narcóticos; el comisario principal Evert Paris, jefe del GEO; el comisario principal José Sánchez, jefe de Orden y Seguridad, fueron relevados tras el atraco.

APARECEN EN ESTA NOTA