11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 3 de noviembre de 2016, 08:27

Organización de Lucha por la Tierra advierte de un desalojo en Naranjito

La Organización de Lucha por la Tierra (OLT) denunció que se estaría preparando una incursión violenta contra las familias campesinas asentadas en el Asentamiento 1º de Marzo, ubicado en el Distrito de Yvyrarovana, Departamento de Canindeyú.

Según la OLT, ante la acusación del comisario Luis Cantero contra Jorge Mercado, conocido dirigente del Asentamiento 1° de Marzo, donde desde hace más de 4 años unas 330 familias están reclamando la recuperación de supuestas tierras mal habidas, "es muy evidente que se está preparando una incursión violenta".

Esto, supuestamente, bajo presión de la Asociación Rural del Paraguay (ARP). Asimismo, la OLT indicó que han acudido a todas las instituciones correspondientes, para que el derecho al acceso a un pedazo de tierra para estas familias sea priorizado por el Gobierno.

"Nos preocupa la incapacidad del Gobierno para plantear soluciones a los problemas sociales y principalmente lo que respecta a la tierra, y como única respuesta ofrece la violencia institucionalizada", expresó en un comunicado, según informó el corresponsal Elías Cabral.

Así también, solicitaron a la ARP que, así como exige desalojos a los campesinos, exija la recuperación de los ocho millones de hectáreas de tierras mal habidas documentadas por la Comisión de Verdad y Justicia (CVJ) y actualmente usurpadas por empresarios y empresas no sujetos de la Reforma Agraria.

Por último, anunciaron además que las familias sin tierras del Asentamiento 1º de Marzo seguirán resistiendo en la zona, donde laboran en la producción de alimentos. Responsabilizaron al presidente Horacio Cartes, al Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), y al Ministerio Público ante cualquier atropello violento a las familias campesinas que pudiera ocurrir.