7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 7 de julio de 2016, 01:00

No disimulan su nerviosismo y se especializan en patotear

Así como algunos funcionarios aplauden, aunque en voz baja, las denuncias sobre irregularidades que se dan en el manejo administrativo del Senado, varios otros en particular no disimulan su nerviosismo.

Desde que comenzaron las publicaciones sobre los funcionarios y sus salarios, las multas y sumarios por ausencias y llegadas tardías, hubo personas que comenzaron a patotear a los periodistas.

Ayer se dio un nuevo caso que ya sobrepasó los límites contra la periodista de ÚH acreditada a la cobertura del Senado. El hecho fue denunciado ante la presidencia del Congreso.

En presencia de uno de los guardias apostados en el tercer piso de la Cámara Alta, las funcionarias Fanny Rebollo y Doris Franco se acercaron hasta la comunicadora, y la primera de ellas propició una agresión verbal, para luego retirarse ambas.

Son cuatro las funcionarias que desde un principio, abiertamente, otras veces con indirectas y a través de redes sociales, lanzan insultos.

Son las dos citadas, y otras dos que son del área de Comunicación, que es el nexo que debería tener contactos con la prensa en general. Se trata de Patricia Salinas, quien tiene el cargo de jefa de Prensa, y un sumario por incidentar frente a la Dirección de Recursos Humanos. La otra es Norma Galeano, quien aspira a la Dirección de Comunicación.