9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 15 de septiembre de 2016, 10:29

Musulmanes concluyen los ritos de la peregrinación anual a La Meca

Los fieles musulmanes que realizaron esta semana la peregrinación a la ciudad saudí de La Meca concluyeron este jueves los ritos que componen el "hach" y se disponen a abandonar el lugar sagrado, después de cinco días.

EFE

Los peregrinos llevan este jueves a cabo el último rito en la Gran Mezquita de La Meca, donde cierran el "hach" dando las tradicionales vueltas a la "Kaaba", en la que se encuentra la piedra negra que los musulmanes consideran un pedazo del paraíso.

Las autoridades de Arabia Saudí, encargadas de organizar la peregrinación y garantizar su seguridad, destacaron que la de este año es la "peregrinación más exitosa".

El Ministerio de Sanidad saudí informó de que no se registró ninguna epidemia o enfermedad que se propagara entre los más de 1,3 millones de peregrinos venidos de todo el mundo.

Durante los pasados días, el departamento atendió a más de 400.000 personas y distribuyó más de 690.000 vacunas contra la meningitis y la polio.

Por su parte, el príncipe de La Meca y presidente del Comité Central de la Peregrinación, Jaled al Faisal, dijo hoy en una rueda de prensa que el éxito del "hach" se debe a la firmeza en la gestión de la peregrinación.

Al Faisal subrayó que los ritos se han desarrollado sin ningún incidente y esto "constituye una respuesta a todas las mentiras contra Arabia Saudí, de los que tienen odio y dudaban de la capacidad del reino de servir a los peregrinos".

El príncipe se refirió a la petición de Irán de reconsiderar la administración de la peregrinación por parte de Riad debido "al comportamiento represivo que aplican los gobernantes de Arabia Saudí contra los peregrinos".

Teherán culpó a las autoridades saudíes de la muerte de casi 500 peregrinos iraníes el año pasado en una estampida durante la peregrinación, en la que fallecieron más de 1.700 personas, según cálculos de Efe.

Por ello, este año los organizadores han establecido severas normas de seguridad y vigilancia para evitar aglomeraciones y mejorar la circulación de los fieles, que desde el sábado pasado han realizado ritos, han acampado y se han desplazado en una zona de varios kilómetros.