24 de agosto
Jueves
Despejado
24°
36°
Viernes
Despejado
23°
34°
Sábado
Muy nublado
21°
35°
Domingo
Mayormente nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
sábado 5 de agosto de 2017, 21:30

Ministra Lea Giménez trata de cavernícolas a campesinos movilizados

La ministra de Hacienda, Lea Giménez, criticó las movilizaciones de los campesinos con palos en las manos por el microcentro de Asunción. Dijo que está a favor de las manifestaciones, siempre que se respete el derecho de los demás, porque según refirió "ya no somos incivilizados".

De acuerdo con la ministra de Hacienda, la decisión del presidente Horacio Cartes de vetar el proyecto de ley que subsidia las deudas de los campesinos tuvo buena recepción en la ciudadanía e incluso los paraguayos están orgullosos de la medida que tomó el mandatario para intentar frenar la propuesta sancionada en el Congreso.

Sin embargo, también expresó su rechazo a algunos tipos de manifestaciones. "Ya no podemos salir con palos, no somos incivilizados. Yo estoy a favor de las manifestaciones y las demostraciones pero todo en el marco del respeto, respetando a los demás ciudadanos. No somos cavernícolas, no podemos salir a las calles con palos a golpear y amenazar, a quemar autos, a quemar el Congreso, eso a mí me da vergüenza como paraguaya y eso ya debe acabar", expresó en el programa La Lupa, transmitido por Telefuturo.

Embed

Luego de que se publicaran en las redes sociales sus expresiones, Giménez publicó en Twitter que sus palabras fueron sacadas de contexto, que en realidad se refería a los actos de violencia en general en la sociedad y que deben quedar atrás por el bien de todos.

Pero la ministra se refirió a los palos que portan los manifestantes y son los campesinos los que históricamente se movilizan con estos objetos como símbolo de lucha, de acuerdo a lo que explicaron los labriegos en varias ocasiones.

También hace alusión a los ciudadanos que protestaron entre el 31 de marzo y 1 de abril, pero estos no tenían palos. Los ataques hacia el edificio del Congreso comenzaron con pedradas y terminó con el incendio de la sede parlamentaria.

Las declaraciones de la secretaria de Estado también tuvieron repercusión en las redes sociales. La investigadora Milda Rivarola es una de las internautas que se expresó al respecto.

Embed

El proyecto de ley de rehabilitación financiera, que incluye el subsidio a las deudas de campesinos, fue el tema central a lo largo de la semana. Los labriegos consiguieron que el documento sea sancionado en el Congreso.

Si bien el presidente Horacio Cartes manifestó a sus allegados que respetaría la decisión de los legisladores y no vetaría la normativa, rápidamente cambió de opinión y, de manera sorpresiva, objetó totalmente el documento.

Para la ministra Lea Giménez, el mandatario tomó la decisión correcta al considerar los aspectos políticos, económicos y sociales. También reiteró su postura contraria a los legisladores que estuvieron a favor de la normativa.

Dijo sentirse asustada por las decisiones ligeras que muchas veces se toman en el ámbito legislativo, sin tener en cuenta las variables de financiamiento.

"Plantear una ley en base a una expectativa de que se van a generar impuestos a futuro revela una tremenda irresponsabilidad de quienes votaron a favor del subsidio y eso me asusta", agregó.

Para el Gobierno, una mejor opción es el refinanciamiento de las deudas.

PRESUPUESTO. Explicó que en el Presupuesto General de la Nación se tiene previsto un monto estipulado para que no sean gastos rígidos. "Son los únicos que podemos tocar a la hora de tratar de generar recursos que no estaban previsto en el plan de gastos", refirió.

Son USD 332 millones, de los cuales, USD 320 millones corresponden a tres programas sociales, como alimentación escolar, adultos mayores y Tekoporã.

"Esos 300 millones de dólares serían los más fáciles de recortar o también recortar la inversión en infraestructura", refirió.

Sin embargo, dejó en claro que perjudicaría enormemente a un sector vulnerable o al desarrollo del país.

RECHAZO AL VETO. El proyecto de ley nuevamente volverá a la Cámara de Senadores para tratar el veto presidencial. Los legisladores necesitan de 23 votos para ratificarse en su aprobación inicial.

Según lo establecido en la Constitución Nacional, ambas cámaras legislativas deben estar de acuerdo para rechazar la decisión del Ejecutivo. Si existe diferencia de criterios quedará vigente el veto del Ejecutivo.

"La responsabilidad de poner al país por encima de los intereses electorales vuelve al Congreso y les pido a todos ustedes que observen la conducta de los representantes del pueblo en los próximos días", concluyó el mandatario.