18 de enero
Miércoles
Parcialmente nublado
22°
35°
Jueves
Despejado
23°
36°
Viernes
Despejado
24°
36°
Sábado
Parcialmente nublado
24°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
sábado 19 de noviembre de 2016, 14:38

Kathy Bates: "Nunca tomé en serio las comedias"

La actriz Kathy Bates ha logrado absolutamente todo en Hollywood, pero no contenta con ello, ahora se propone hacer reír con una comedia tan gamberra como "Bad Santa 2", un arte, el de no tomarse a sí mismo demasiado en serio, que no abunda en una industria obsesionada con la imagen.

EFE

"Me comprometí a hacer la película sin ni siquiera leer el guión", reconoció la actriz de 68 años, fan absoluta de esa disparatada comedia de 2003 protagonizada por Billy Bob Thornton, que repite en esta ocasión su papel de ladrón disfrazado de Santa Claus.

"Dije que sí en cuanto me lo ofrecieron. Mis amigos cercanos se entusiasmaron cuando les comenté que iba ser la madre de Billy Bob en la secuela. La verdad, me apetecía hacer algo divertido, loco y sin filtro alguno", explicó la ganadora del Óscar ("Misery"), el Globo de Oro ("Misery" y el telefilme "The Late Shift") y el Emmy ("Two and a Half Men" y "American Horror Story").

En "Bad Santa 2", de estreno el miércoles, los años no han suavizado al malvado Willie Soke (Thornton), quien, armado con su inseparable güisqui y con toneladas de avaricia y odio, vuelve a aliarse con su diminuto socio Marcus (Tony Cox) para cometer un robo a una organización benéfica de Chicago justo en plena Nochebuena.

Sin embargo, Willie desconoce que el plan lo ha diseñado su propia madre (Bathes), con quien hace años que no mantiene relación.

"Creo que es una estupenda comedia y que está muy bien hecha. No vamos a ganar un premio de la Academia, pero eso es otra historia. Yo soy, en parte, culpable de eso", admitió la veterana intérprete, consciente del escaso reconocimiento artístico que, a menudo, recibe ese género.

Así lo asegura Bates, que formó parte de la junta directiva de la Academia de Hollywood entre 1998 y 2007.

"Nunca tomé en serio las comedias. Los académicos, por lo general, son tipos muy serios. Auténticos historiadores. Yo era realmente esnob años atrás. Y mira dónde estoy ahora", indicó Bates, que prepara en la actualidad la serie "Disjointed", de Chuck Lorre, para Netflix, donde volverá a dar rienda suelta a su recientemente descubierta vis cómica.

"Es tremendamente difícil hacer reír", manifestó Bates, que creció admirando el talento de humoristas como The Three Stooges, los hermanos Marx o Laurel y Hardy.

"Estoy aprendiendo mucho en ese proyecto. James Burroughs, el director del piloto, me dijo antes de despedirse: 'Hazlo natural, sé honesta. No fuerces nada. Si no, no funcionará'. Y es cierto, la comedia debe surgir de situaciones cotidianas y reales. Ahí reside su verdadero valor", agregó.

Son las palabras de una actriz a la que el éxito le llegó pasados los 40 años, algo poco usual en Hollywood.

Supo esperar su oportunidad a pesar de ver cómo papeles que ella bordaba en el teatro, luego pasaban a otras actrices más jóvenes en su adaptación al cine, como ocurrió con "Night, Mother" o "Frankie & Johnny".

"Nunca fui una reina de la belleza. Siempre me dijeron que mi momento llegaría a una edad tardía, así que me centré en el teatro. Esa fue mi educación y mi pasión. Me volqué en ello con total seriedad, como lo haría un músico, un pintor, un doctor o un abogado", explicó Bathes.

"Me dijeron que me costaría 15 años desarrollar mi labor a la perfección. Siempre supe que tenía un don de Dios en mis manos y quise nutrirlo y desarrollarlo. Me alegro de haberlo hecho porque todo ese esfuerzo me dio la base con la que trabajar con confianza", afirmó.

Pero no siempre fue un camino de rosas.

Tras una envidiable carrera con títulos como "Fried Green Tomatoes", "Dolores Claiborne", "Primary Colors", "Titanic", "About Schmidt" o "The Blind Side", Bates se topó con la mayor decepción de su carrera en 2012, cuando la cadena NBC canceló la serie "Harry's Law" porque, según se esgrimió, su audiencia, de entre 7 y 11 millones de espectadores cada semana, era "muy vieja".

"En aquel verano, pensé que todo había acabado para mí. Estaba furiosa por cómo nos trataron", reconoció.

Además, tras la decisión del canal, los médicos le diagnosticaron cáncer de mama y se sometió a una doble mastectomía.

"Fue un momento personal de hundimiento. Seguía amando mi profesión, pero estaba devastada. Y la chispa resurgió cuando vi a mi amiga Jessica Lange en la primera temporada de 'American Horror Story'. Ella me consiguió una reunión con Ryan Murphy (el creador del formato) y me invitó a participar. Me sentí como una niña de nuevo", manifestó.

Aquella sensación le recordó a la que experimentó al ver a Jessica Tandy por primera vez en el rodaje de "Fried Green Tomatoes".

"Llegó vestida con vaqueros y una chaqueta, parecía que tenía 16 años y en realidad tenía 84. En aquel momento pensé: 'Quiero estar siempre enamorada de mi profesión y no permitiré que nadie destruya ese sentimiento'. Y eso intento", finalizó.

Antonio Martín Guirado