17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 24 de mayo de 2017, 07:51

Jennifer sigue evolucionando, está lúcida y consciente

La niña Jennifer León (8) continúa evolucionado favorablemente a poco más de 24 horas de su intervención quirúrgica, en la que recibió un nuevo corazón. Hasta el momento, no tiene complicaciones posoperatorias, está lúcida, consciente y responde a estímulos.

Así lo confirmó en la mañana de este miércoles la jefa de Cardiología del Hospital de Acosta Ñu, Nancy Garay. "La paciente responde a estímulos, entiende perfectamente y obedece las órdenes de los médicos", señaló.

La pequeña fue sometida a un trasplante de corazón el lunes en horas de la tarde en una intervención que se extendió por unas tres horas. Las primeras 72 horas posteriores al procedimiento son claves en la recuperación.

Jennifer León actualmente se encuentra en la terapia intensiva cardiovascular y el objetivo más inmediato de los médicos es que pueda respirar por sí misma y luego alimentarse sola.

El informe médico refiere que la pequeña paciente inició con la medicación antirrechazo y su tratamiento antibiótico de profilaxis.

"Que pueda respirar y alimentarse por sí misma es muy importante para descomplejizar la asistencia", expresó la jefa médica en una entrevista a la emisora 780 AM.

Garay agregó que la evolución sigue como esperaban y que si todo continúa normal, y sin complicaciones, para el viernes el panorama sería muy favorable. De seguir así, para ese día ya estaría respirando sin asistencia y ya se estaría sentando en la cama.

La niña aguardaba desde hace varios meses por un nuevo corazón para continuar con vida. Durante la espera estuvo conectada a un corazón artificial debido a las condiciones en las que se encontraba.

Por su parte, la madre de Jennifer, Virginia Aguilar, manifestó en Monumental AM que "fueron muchos tiempos de angustia y mucho dolor, pero que tuvo su recompensa". "Fue un milagro para nosotros", expresó.

Durante la noche del martes hasta este miércoles "pasó bien", sostuvo Aguilar. Pero igual indicó que la niña está "evolucionando poco a poco". Hasta la mañana de esta jornada la paciente aun no hablaba.

La madre también se mostró cautelosa, porque aún tiene que seguir el proceso de recuperación. Además tienen que preparar la casa porque su hija necesita un lugar aislado.