19 de diciembre
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Edición Impresa
Economía
domingo 3 de agosto de 2014, 01:00

Firmas optan por el salario emocional para mejorar productividad

Las personas ya no trabajan solo por el salario. Beneficios, como horarios flexibles, trabajo a distancia, desaceleramiento de carrera programado, vales para el gimnasio, son el llamado "salario emocional".

0
Imprimir Agrandar Achicar

Por Miguel Benítez

@maikbenz

Los tiempos cambian. A nivel mundial, la mayoría de las personas ya no trabajan solamente para sobrevivir, o para comprar una casa y criar a los hijos. El auge de la tecnología y el impacto de la globalización trajeron consigo otros paradigmas: los trabajadores ya no se conforman, quieren seguir aprendiendo, creciendo, invirtiendo más tiempo en ellos mismos. Desarrollar sus talentos, conocer nuevas culturas y aprender otros idiomas. El deseo de la realización personal se potenció en el siglo XXI.

En consecuencia, es normal que las personas busquen empleos que, más que ofrecerles un buen sueldo, les permitan tener tiempo para seguir capacitándose, para realizar sus pasiones (deportes, música, artes) e inclusive para tener otro trabajo.

Carina Gómez, country mánager del Great Place to Work Paraguay, comentó que cada vez más las empresas están buscando ofrecer beneficios que sean valorados por sus empleados. Este es el gran desafío que les permite atraer y retener talentos, puntualizó. Estos beneficios se denominan salario emocional.

Agregó que la última tendencia en América Latina, es la de personalizar al máximo estos beneficios, y ofrecer a cada segmento de colaboradores aquello que más van a valorar y los va a motivar y retener.

"En este sentido, se buscan beneficios especiales por franja etaria y sexo, entre otros. No es lo mismo satisfacer a un grupo de colaboradores jóvenes, solteros, estudiantes que a adultos en etapa de formar familia", indicó Gómez.

Los beneficios más innovadores tienen que ver con horarios flexibles, trabajo a distancia, desaceleramiento de carrera programado, vales para el gimnasio, guardería para mascotas, entre otros.

"Todos estos beneficios forman parte de lo que hoy se llama salario emocional, y completan el salario percibido por el colaborador, otorgando mayor valor a cargo y haciendo el puesto más atractivo. Otros componentes de este salario emocional son las capacitaciones, las horas de permiso para trámites personales, la misma gestión del clima organizacional", acotó.

FUTURO. Gómez indicó que el apoyo al crecimiento profesional del colaborador suele ser uno de los beneficios más valorados, pero los colaboradores también tienen que comprometerse con su lugar de trabajo.

"Es importante, sin embargo, que la inversión sea compartida y se generen compromisos entre la empresa y los colaboradores", finalizó.

Aviso:
- Los comentarios vertidos en las notas son de exclusiva responsabilidad de quienes lo emiten
y no reflejan la postura de Editorial El País S.A.
- Los mensajes de tipo SPAM serán eliminados.
0 Comentarios