9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
sábado 2 de julio de 2016, 05:26

Fernando Botero celebra la vida en el Kunsthal de Rotterdam

El Kunsthal de Rotterdam acoge la gran exposición "Celebrar la vida" de Fernando Botero, con una selección que exhibe las obras favoritas del artista colombiano y muestra el mundo mágico creado a partir de sus figuras voluminosas y colores vivos.

EFE

Pinturas que reflejan "los momentos agradables y los momentos difíciles de la vida y que siempre tienen relación con cosas que pasan, con la felicidad, pero también con la violencia, con la tortura" dijo a Efe el pintor y escultor.

En un ambiente cotidiano y en la mayoría de ocasiones festivo, el artista relata la vida en América Latina, al tiempo que reflexiona desde una perspectiva satírica sobre el presente, la política y la religión.

No obstante, sus pinturas tratan otros temas como las corridas de toros, el circo, los festejos y la vida cotidiana.

Una temática que es "muy variada" pues "he tocado prácticamente todos los aspectos de la vida", dijo el artista.

Y siempre con un toque humorístico, "un venenito que esconden la mayoría de mis obras, una ironía a veces pequeña y a veces es muy grande", señala.

"Un artista es alguien que puede visualizar más allá de la realidad, que puede transformar la realidad a través de un sentimiento poético y hacer algo real a través de cierta fantasía", comenta.

Fernando Botero es un artista de múltiples facetas, interesado también en la tradición latinoamericana y la historia del arte europeo.

Así, su mirada ha estado fijada en el pasado y en su amor por los clásicos, el arte precolombino o el Quattrocento italiano, tal y como queda reflejado en las piezas que conforman este proyecto expositivo.

Por eso, entre las obras que incluye la exposición se encuentran homenajes a grandes maestros como Diego Velázquez, Jan van Eyck, Piero della Francesca y Vicent Van Gogh que demuestran su profundo estudio y conocimiento sobre la historia del arte.

La religión es otro de los temas favoritos de Botero representado en sus pinturas satíricas de monjas, cardenales y papas, y en una de sus últimas series sobre santas, también incluidas en la exposición, que podrá visitarse hasta el 11 de septiembre en Rotterdam.

"A través de los siglos siempre se ha representado a las santas muy bien vestidas, con atuendos lujosos, como si pertenecieran a una clase social superior y a pesar de que numerosos artistas han representado santas en sus cuadros, nadie las pinta como deberían ser, personajes sin vanidad", señala.

"Pinté unas santas vestidas en la línea contemporánea y ahora necesitan que pase el tiempo para que se identifiquen como santas porque el arte es como el vino, hay que dejarlo añejar para que sus temas se hagan más reales y más deliciosos", afirma.

De lo que no cabe duda es que Fernando Botero sigue viendo el mundo con volumen, un estilo que le identifica y que nace de "una profunda convicción de que el volumen es importante en el arte".

"La gente piensa que pinto gordas y no es exacto, lo que pasa es que tengo una fascinación por los volúmenes, por reflejar las formas que la he aprendido mirando el arte italiano del siglo XIV y XV, donde hay una gran exaltación del volumen", señala.

De hecho, es algo tan interiorizado en el artista colombiano que ya no puede expresarse de otra manera: "no me doy cuenta cuando estoy deformando porque deformo naturalmente".

A sus 84 años, no tiene intención alguna de parar de pintar y en la actualidad trabaja en "una nueva serie sobre el carnaval, pero no sobre el lujoso carnaval de Brasil sino sobre el carnaval de los pobres que se celebra en muchas ciudades pequeñas de Colombia".

María López Fontanals