10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 12 de octubre de 2016, 07:56

Estudiantes bloquean accesos vehiculares en el campus de la UNA

Estudiantes de la Universidad Nacional de Asunción decidieron este miércoles bloquear los accesos vehiculares del campus ubicado en la ciudad de San Lorenzo. Reclaman al Consejo Superior la convocatoria a una nueva asamblea para tratar los cambios en el estatuto.

Los accesos vehiculares del campus de la UNA permanecerán bloqueados como medida de presión para que se convoque a una nueva asamblea. No obstante, se permitirá el ingreso de personas a la sede universitaria.

Liz Guillén, estudiante de la Facultad de Arquitectura, informó que unos 15 jóvenes se instalarán en cada una de las entradas. El objetivo es que los miembros del Consejo Superior Universitario, que sesiona en la fecha en el Rectorado, escuchen sus reclamos.

"La idea es que hoy se convoque a una nueva asamblea universitaria, que es la instancia donde se deben aprobar los cambios del estatuto. Exigimos que la convocatoria sea en el menor tiempo posible", indicó la dirigente estudiantil a la 780 AM.

Los alumnos exigen que, de los tres estamentos existentes, por lo menos dos tengan que estar de acuerdo para tomar decisiones. Además, solicitan que las reelecciones para cualquier cargo universitario puedan ser por única vez.

"Ratificamos nuestro pedido de paridad en el Consejo de la UNA para que ningún estamento tenga mayoría propia", precisó.

La última asamblea realizada el pasado 29 de setiembre se levantó luego de que varios estudiantes de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) lograran derribar vallas y saltar una muralla para ingresar al predio donde se realizaba la sesión.

La Asamblea Universitaria ya había rechazado los reclamos de los estudiantes que buscaban mayor participación en los espacios de decisión y evitar así los privilegios que tenían los docentes en la UNA. Eso elevó la tensión en la casa de estudio cuyo conflicto todavía no está resuelto.