29 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 2 de enero de 2017, 18:52

Brasileño acribillado era hombre de confianza de Jarvis Chimenes Pavão

El brasileño Pablo Yaques (41 años), asesinado este lunes en Asunción, era amigo del narcotraficante Jarvis Chimenes Pavão, según confirmó la abogada Laura Casuso.

"Se criaron juntos, tienen 5 años de diferencia de edad, eran del mismo barrio, crecieron juntos", expresó Casuso, abogada de Pavão. Comentó además que Pablo Yaques se comunicó con ella en una ocasión hace cinco años atrás para ir a visitar a Jarvis en la cárcel de Tacumbú.

"El estaba con algunas cuestiones de compra y venta de ganado, también tenía locales de venta de celulares, es un chico que siempre estuvo alrededor nuestro por ser una persona de confianza", acotó.

La abogada dijo además que la persona que perpetró el doble crimen no conoce Asunción "ya que es una ciudad que está llena de cámaras de circuito cerrado". "Acá la gente no es ciega, sordo y muda, quien hizo debe ser una persona muy osada", indicó.

Casuso negó que el fallecido haya tenido alguna vinculación con Jorge Rafaat, asesinado a tiros el año pasado en Pedro Juan Caballero. "Eso es mentira, es absolutamente falso, ni conmigo nunca se fue a lo de Jorge Rafaat, yo siempre me iba junto a él, no tenía ningún trato con él", concluyó.

El hecho. El atentado en el que falleció Yaques sucedió a las 13.00 aproximadamente sobre las calles Cantalupi casi Dionicio Jara siendo del barrio Republicano de la ciudad de Asunción.

Además de Pablo Yaques (41) falleció en el ataque Milena Suarez Bandeira (26). Ambos estaban a bordo de una camioneta de la marca Toyota Hilux de color blanco junto con otra mujer de 21 años, quien sobrevivió al ataque.

Los tres fueron atacados por personas desconocidas que se movieron en dos vehículos: una camioneta de la marca Chevrolet de color negro y otra de la marca Toyota Hilux de color rojo, en la cual se fugaron los sicarios. La camioneta de las víctimas, otra Toyota Hilux, resultó con 25 impactos de proyectiles de diferentes calibres.