22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
miércoles 21 de junio de 2017, 01:00

Asfalto ya, reclaman vecinos de Mayor Otaño y Carlos A. López

Raúl Cortese

ENCARNACIÓN

Los pobladores de la localidad de Mayor Otaño y Carlos Antonio López cerraron media calzada de la ruta sexta –y la ruta completa por momentos– a la altura del Cruce Kimex, por varias horas, en reclamo del viejo y reiterado pedido de asfalto a los 36 kilómetros del tramo colonia Kressburgo-Carlos Antonio López y Mayor Otaño, que hoy permanecen sin siquiera empedrarse, o por lo menos hacerlos de todo tiempo.

Es que en épocas de lluvia continua y prolongada, los vecinos sufren el aislamiento del resto de la civilización, y solo pueden salir o ingresar a sus localidades, luego de recorrer los 36 kilómetros mencionados con vehículos 4x4.

Los vecinos marcharon desde sus respectivas localidades ayer hasta el cruce, ubicado a unos 180 kilómetros de Encarnación; y se manifestaron ante la atenta mirada de efectivos policiales. Familias enteras participaron hasta las 18.00 de la protesta, que se ha de repetir durante toda la semana de no existir una respuesta firme y concreta respecto al pedido, anunciaron.

Además enviaron una nota al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones urgiendo el inicio de las gestiones para la pavimentación.

La nota advierte que de no tener una respuesta favorable, las medidas de fuerza se irán incrementando y le recuerdan al ministro Ramón Jiménez, que el Municipio ya desembolso G. 360 millones para un proyecto, sin resultado.

Historia. El pedido tiene la misma vigencia que las promesas, más de 20 años persiguiendo con distintos gobiernos de turno una esperanza de caminos que garanticen la extracción de los productos rurales, para varias industrias que se encuentran asentadas en la zona. “Con el registro de lluvias, todo se paraliza, causando pérdidas varias veces millonarias”, mencionan los afectados.

Los productores de cítricos no pueden salir al campo a realizar sus respectivas cosechas, y si lo logran después no pueden acercarlos a los centros de acopio, en consecuencia las industrias no tienen materia prima. Así ocurre con la yerba mate y los secaderos instalados en la zona de alta producción de este rubro.

También existen criadores de cerdos, quienes tienen un compromiso asumido con las distintas industrias y deben de entregar en fecha. Muchas veces no lo logran por lo intransitable de los caminos, y pierden millonarias cantidades de dinero, además del paulatino deterioro de sus vehículos de transporte.