Economía

Vínculos familiares en medio de contratación de Petropar

Sebastián Irún es director jurídico de Petropar, donde ingresó en el 2013. La consultora Dynamus, cliente de familiares directos suyos, en el 2015 se hizo con una millonaria y polémica licitación de la estatal.

El contrato con la consultora Dynamus Márketing Promocional SA fue firmado en el 2015 bajo la gestión de Rómulo Campos por un monto de 16.026 millones de guaraníes. El servicio que hasta diciembre debe prestar esta firma, gracias a una adenda, es el de apoyar a la petrolera en la gestión de recursos humanos.

El abogado de la consultora en ese entonces era Joaquín Irún, hermano de Sebastián. Actualmente, Dynamus forma parte de la cartera de clientes del estudio jurídico Irún y Villamayor, de su padre y otro hermano suyo, según el mismo director jurídico de Petropar reconoció a ÚH.

Pero no solo tiene vínculos con la referida consultora, sino además con otras dos firmas que se habían presentado a la misma licitación: Manpower y Jobs. Llegó a ser abogado de ambas, contó el propio Irún.

El funcionario aseguró que no tuvo participación alguna en la licitación en cuestión. “En el 2015, cuando se hizo esta licitación, yo me inhibí de participar, justamente porque con las tres empresas tenía vinculación; en una, yo personalmente; en otra, uno de mis hermanos y en otra, el estudio de mi padre y mi otro hermano. Entonces me puse en una situación realmente hasta increíble que ocurra (...)”, aseveró Irún.

En setiembre del año pasado, el entonces presidente de Petropar, Eddie Jara, firmó una adenda para dar continuidad a este servicio de la consultora Dynamus. Esto, pese a que el contrato de este servicio ya había sido advertido de irregular en un dictamen de la Contraloría General de la República.

Irún fue uno de los que defendió este contrato. Rechazó el dictamen del ente contralor y formó parte de la comitiva de la petrolera que llegó hasta la Redacción de este diario, en ese marco.

“No estamos hablando de ninguna irregularidad ni mucho menos que yo haya intervenido, intercedido para alguna cosa mal hecha, no tuve luego ninguna participación”, aseguró Irún.

Nuevo llamado. El pasado 24 de octubre, por Resolución N° 210, la actual presidenta de Petropar, Patricia Samudio, autorizó el llamado a licitación para la “contratación de una firma especializada para el apoyo en la gestión de recursos humanos temporales”. Esto atendiendo a que el acuerdo con Dynamus fenece este diciembre.

El monto mínimo para la contratación, de acuerdo al pliego de bases y condiciones, es de G. 12.127.970.130 y el monto máximo G. 24.255.940.260.

Jasinto Prieto, encargado de la Dirección de Gestión Empresarial de Petropar, dependencia administradora del contrato con Dynamus, dijo a ÚH que para fines de este mes se tendría ya la adjudicación y aseguró que sería a favor de aquella empresa que presente la mejor oferta y que cumpla con todos los requisitos establecidos en el pliego de bases y condiciones.

La cifra
16.026 millones de guaraníes es el monto que acordó pagar la estatal a la consultora Dynamus.
La cifra
24.255 millones de guaraníes es el monto que puede llegar a pagar Petropar en un nuevo contrato

Dejá tu comentario