País

Urgen que se establezcan otra vez las paradas en el centro

 

Jurisdicción. La responsabilidad sobre los lugares donde deben detenerse los ómnibus en el microcentro asunceno, está bajo la jurisdicción de la Municipalidad de Asunción. Transportistas consideran imperioso regular esta situación.

“Trabajamos en conjunto con la Municipalidad, pero en la zona del microcentro, la Comuna es la que establece las paradas de ómnibus”, señaló Fernando Aidar, director metropolitano del transporte del Viceministerio del Transporte.

Junto con el Municipio capitalino, el Viceministerio llevó adelante la regulación de las paradas en la zona metropolitana, explicó Aidar. El trabajo abarcó las avenidas Madame Lynch, Mariscal López, Transchaco, entre otras.

Con respecto a restablecer las paradas cada 500 metros o 300, como ocurrió hace dos décadas en el microcentro asunceno, señaló que debe llevarse adelante. Dicha decisión deberá estar en manos de la Junta Municipal. Señaló además que es necesaria para agilizar el tránsito.

URGENCIA. “Imperiosa”, esta es la palabra con la cual César Ruiz Díaz, presidente de Cetrapam, señaló la necesidad de volver a establecer paradas en el microcentro. Explicó que el hecho de que el ómnibus deba detenerse a cada momento, genera un mayor uso de combustible y, por ende, más costos. Señaló que el sector de los transportistas solicitó al Viceministerio solucionar el inconveniente que se da en esta zona de Asunción.

Recordó que el proyecto Comi, con paradas cada 300 metros, al principio, tuvo éxito. Esta iniciativa fue llevada adelante por la Municipalidad capitalina.

Posteriormente, según contó Ruiz Díaz, los pancheros y otros vendedores veían cómo el transporte público ya no quedaba en sus sitios; en consecuencia, los clientes no se quedaban, movían los carteles de lugar. De esta manera, el proyecto se detuvo finalmente.

Por otra parte, expresó que es imperativo un cambio en la normativa, que multa a las empresas por detenerse en lugares indebidos. El castigo debe ser menor y el pago tiene que realizarlo el chofer infractor, expresó.


El detonante
El transporte público se cobró otra vida esta semana. La estudiante de Sicología de la UAP Carmen Vázquez falleció en la esquina de Colón y General Díaz. Se investiga si la causa de su deceso se debió a que el ómnibus, perteneciente a la Línea 2, giró en dicha esquina con la puerta trasera abierta.

Dejá tu comentario