País

Urge vigilancia permanente de río contaminado y salud de pobladores

Especialista consideró claves análisis de sangre, orina y examen médico a moradores que dependen del Pilcomayo para sobrevivir. Recordó que el acceso a agua segura y potable es derecho humano.

Karina Godoy Por Karina Godoy

Mientras el director nacional de Pilcomayo, Artur Niedhammer, minimizó la contaminación en el río “porque siempre luego hubo metales pesados” y que el chaqueño está “acostumbrado a poner sulfato en el agua para tomar”, la especialista en salud ambiental y docente investigadora Laura Flores recordó que técnica, científica y legalmente tomar agua de calidad es un derecho humano.

“Sea poca o no la población, todos tienen derecho a recibir agua de calidad, segura y potable en donde esté”, afirmó la doctora. El director de Pilcomayo se excusó con que “es poca” la población que toma agua del río, ya que la mayoría de los ribereños tienen pozos profundos. Además, afirmó que en el Chaco el agua subterránea como el del Pilcomayo de por sí contienen “muchos” metales pesados y minerales.

Por si fuera poco, el Ministerio del Ambiente realizó un muestreo de agua en Pozo Hondo, el 18 de agosto de 2022, pero ocultó los datos. No comunicó a instituciones, a pesar de que en el documento se recomienda no beber agua en la zona. Encontraron hierro y manganeso con altos valores; el plomo superó levemente límite.

VIGILANCIA. Flores consideró que atendiendo a la cantidad de metales pesados que existe, es necesario que se haga a los pobladores un análisis de sangre, orina y estudio clínico.

Es importante también analizar el agua que consumen, además de monitorear constantemente el agua del río y el sedimento. La mayoría de los metales pesados, mencionó, se bioacumulan en el cuerpo. “Es fundamental conocer cómo están hoy los pobladores, hacer un diagnóstico”, precisó.

ALTOS VALORES. La presencia de metales pesados se confirmó en un análisis de agua superficial del río Pilcomayo, realizado por especialistas del laboratorio de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS) y del Centro de Estudios Regionales Tarija (Ccerdet), quienes llegaron hasta la triple frontera y otros dos puntos aguas arriba en mayo de 2022 para hacer la toma de muestras y posterior estudio a pedido de los medios Última Hora, Acceso Investigativo (Bolivia) y El Tribuno (Argentina) para una investigación transfronteriza: accesoinvestigativo.com/venenopilcomayo/index.html.

Fueron detectados: manganeso, níquel y plomo con valores de entre dos y siete veces por encima de lo aceptado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Padrón de Calidad de Agua de Paraguay (Resolución 222/2).

Pero, además, de acuerdo con resultados a los que se accedió,del 2015 al 2017, en Villa Montes, Chaco boliviano, cerca de 150 kilómetros de la triple frontera, el río ya mostraba presencia de plomo, cromo, cadmio, arsénico, níquel y manganeso, con valores de hasta 190 veces por encima de lo aceptado para la salud, según datos de la Oficina Técnica Nacional de los Ríos Pilcomayo y Bermejo (OTN-PB). En 2021, en Pozo Hondo y Misión La Paz, en Paraguay y Argentina, respectivamente, también se registraron altos valores, según documentos del Gobierno argentino, pero los pobladores consultados desconocen estos datos.

Datos visibles. La docente investigadora Flores considera que el resultado de monitoreo de calidad de agua debe ser libre y accesible. Lo más importante, resaltó, es que la población pueda entender qué dice el resultado, que puede ser difundido por la Comuna que debe controlar que su comunidad esté bien.

La Comisión Trinacional para el Desarrollo de la Cuenca del Pilcomayo (CTN) realiza el monitoreo de calidad del agua, pero para conocer los resultados sobre metales pesados el ente debe remitir una contraseña con la previa aprobación de ejecutivos.

No hay justificación para que no tengan agua potable. Es una dejadez total de personas a su suerte. Laura Flores, doctora y docente. No hay justificación para que no tengan agua potable. Es una dejadez total de personas a su suerte. Laura Flores, doctora y docente.

El exceso de minerales y metales pesados es normal en el Pilcomayo. Son pocos los que se surten del río. Artur Niedhammer, Dir. Comisión Nacional. El exceso de minerales y metales pesados es normal en el Pilcomayo. Son pocos los que se surten del río. Artur Niedhammer, Dir. Comisión Nacional.

Las cifras

40 ug/l de plomo: Valor hallado en triple frontera, en mayo del 2022, límite permitido es de 10 ug/l, según OMS.

367 ug/l de plomo se detectó en la frontera Misión La Paz (Argentina) y Pozo Hondo (Paraguay) en diciembre de 2021.

1.026 ug/l de plomo se halló en 2016 en Villa Montes, ubicado a 150 km, por río, de la Triple Frontera.

Lea el material transfronterizo: El veneno no declarado del Río Pilcomayo.

Dejá tu comentario