Economía

Unánime rechazo sindical a la reforma del servicio civil

 

Los sindicatos públicos participaron ayer de una audiencia con autoridades del Gobierno Nacional, ocasión en la que fue presentado de forma oficial el anteproyecto de ley de reforma del servicio civil. El encuentro se realizó en el Banco Central del Paraguay (BCP) y estuvo liderado por el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, y el ministro de Hacienda, Benigno López.

Tras la presentación hecha por los técnicos del Equipo Económico, los gremios tomaron la palabra y manifestaron su rechazo unánime a la redacción actual del planteamiento. Los líderes sindicales insistieron en la apertura de una mesa de diálogo para debatir de manera más amplia y modificar articulados que consideraron como ambiguos y que podrían atentar contra derechos adquiridos.

En una nota firmada por todos los gremios presentes que fue entregada a las autoridades, solicitaron que la presentación del proyecto de ley sea postergada hasta 2021. Argumentaron que ningún sindicato tuvo participación en la redacción inicial y que en estos tiempos de pandemia la prioridad es resguardar la salud de la población.

Cuestionaron el “llamativo apuro” del Ejecutivo en esta ley y dijeron que esa situación genera desconfianza. En específico, critican los procesos de ascensos, concursos, escalas salariales y lagunas para la estabilidad, entre otros.

Movilización. Representantes de los sindicatos públicos realizaron una caravana en protesta por la presentación de esta ley en las afueras de la banca matriz, de la que participaron poco más de un centenar de vehículos.

El planteamiento debatido ayer forma parte de la reforma del Estado que propone el Gobierno. Contempla límites para los cargos de confianza, el acceso y las promociones en base a concursos, así como la unificación de las escalas salariales, entre otros.


Garantizan respeto a los derechos
El vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, insistió en todo momento en que la idea del encuentro era debatir acerca del alcance del proyecto de ley y recibir las sugerencias para adecuar el documento antes de presentarlo al Congreso.
Enfatizó en que es hora de mejorar la calidad del gasto y que además de la reforma del servicio civil, también se impulsa una nueva ley de compras y un nuevo marco fiscal, entre otros.
El ministro de Hacienda, Benigno López, por su parte, garantizó que serán respetados los derechos adquiridos y que las nuevas reglas se aplicarán para los ingresos a la función pública de cara al futuro.
Dijo no encontrar problemas con armar una mesa de trabajo, pero recordó que la presentación de esta ley es un compromiso del Ejecutivo con la gente que será cumplido. No quiso estimar un ahorro con esta ley, aunque dijo que la idea es tener un gasto más eficiente.

Dejá tu comentario