Interior

Ultiman los detalles para el cruce a través del río Paraná a la Argentina

Desde hace algunos meses, las autoridades municipales de Misiones, Argentina, y de Alto Paraná, vienen realizando gestiones ante los gobiernos centrales para la legalización de los pasos.

Una balsa para traslado de personas entre Domingo Martínez de Irala y Puerto Libertad y embarcaciones de hasta 15 personas para comunicar Ñacunday con la localidad de Puerto Esperanza, comenzarían a operar al menos en 90 días. La Marina Mercante prometió emitir la resolución en 30 días, tras una reunión entre autoridades paraguayas y argentinas.

Desde hace algunos meses, las autoridades municipales de la provincia de Misiones, Argentina, y de Alto Paraná, vienen realizando gestiones ante los gobiernos centrales, para la legalización de los pasos fronterizos, por donde cruzar la frontera natural del río Paraná es una práctica común.

La mayoría de los pobladores de las localidades ribereñas entre Domingo Martínez de Irala y Ñacunday tienen doble nacionalidad, ya que ante la falta de caminos que les ayuden a buscar trabajo, salud y educación en nuestro país, los mismos gestionan documentos argentinos porque les resultaba más fácil cruzar el río y obtener recursos, conforme con los antecedentes.

Mientras que en Domingo Martínez de Irala la Comuna apunta a la gestión privada para la provisión de la balsa, en el distrito de Ñacunday se pretende la administración municipal para la provisión del servicio de embarcaciones de transporte de pasajeros, conforme a lo revelado por las autoridades.

“Ya se tiene una balsa atracada en la zona de las Tres Fronteras. Solo falta la resolución de la Marina Mercante del Paraguay para comenzar a operar. La embarcación podrá trasladar a personas y vehículos de mediano porte. En Itá Verá se registra un cruce de hasta 100 personas por día en lanchas, en su mayoría personas que tienen ciudadanía argentina (son las) que pasan a realizar gestiones allí”, reveló Claudelino Bogado, secretario general de la Municipalidad. No obstante, la balsa operará entre la localidad de Puerto Irala, que es el centro urbano del distrito, con la localidad de Puerto Libertad.

Al sur hay mayor optimismo en la celeridad para la habilitación del servicio de paso fronterizo, atendiendo a que el intendente Rafael Ramírez presume que en 30 días más ya se podría cruzar a la Argentina, con el nuevo servicio.

“El paso entre la localidad de Delicia (Argentina) y Lomas Valentinas ya había sido habilitado en el año 2011, lo que ahora estamos pidiendo es que se habilite el paso entre Itaipyte y Puerto Esperanza. Nos pidieron infraestructura y estamos construyendo el muelle y atracadero para que pueda funcionar”, refirió Ramírez. El jefe comunal sostuvo que pretenden habilitar embarcaciones al servicio de la Municipalidad, para proveer de fuente de trabajo a la ciudadanía.

La última reunión tuvo lugar la semana pasada en la ciudad de Puerto Iguazú, Argentina, con presencia del director de la Marina Mercante, abogado Patricio Ortega, el cónsul paraguayo en dicha localidad, abogado Magno Álvarez, además de los intendentes municipales de las distintas localidades de ambas márgenes y el viceministro de Administración y Asuntos Técnicos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Juan Cáceres.

Dejá tu comentario