18 jul. 2024

Spear Phishing, la maliciosa llave que abrió la campaña de Clinton al Kremlin

En este formato de fraude informático el señuelo no son lombrices, sino un correo no solicitado que es recibido por la víctima al que añaden un enlace a otra web en la que la víctima facilita los datos.

Nuevo escenario de espionaje.  Internet abrió un nuevo campo usado por las potencias para espiar y causarse daño.

Nuevo escenario de espionaje. Internet abrió un nuevo campo usado por las potencias para espiar y causarse daño.

Bajo el paraguas de la aparente oficialidad, el Kremlin logró presuntamente acceder de manera ilegal a datos privados de la campaña presidencial de 2016 de la candidata demócrata, Hillary Clinton, para influir en los comicios de EEUU.

Spear Phishing es el nombre utilizado para referirse a la técnica que empleó la inteligencia rusa para lograr el hackeo de distintas cuentas de correo electrónico del equipo de la candidata demócrata y rival del ahora presidente de EEUU, Donald Trump.

El neologismo parte del término de la pesca (“fishing”, en inglés), donde se utiliza un anzuelo para que el animal caiga en la trampa y termine en manos del pescador, algo similar a lo que ocurre en este formato de fraude informático, que supuestamente permitió que 50.000 mensajes del equipo Clinton pasaran a manos de Moscú.

Correo no solicitado

En este caso, el señuelo no son lombrices, sino un correo no solicitado que es recibido por el usuario y al que los autores le conceden una apariencia de oficialidad o de rostro de una persona cercana, y añaden generalmente un enlace a otra web en la que la víctima facilita los datos que serán robados.

Es decir, no se trata de la penetración en ordenadores, sino que se necesita la colaboración del damnificado con esta técnica, que lejos de ser novedosa ha ido ganando sofisticación con el paso de los años.

A esta técnica se hace referencia en el último escrito de acusación de la trama rusa, presentado en los últimos días por el fiscal especial de la causa, Robert Mueller, para imputar a doce espías del Kremlin dentro de la investigación sobre la presunta coordinación entre Rusia y la campaña de Trump en 2016.

Según Mueller, los espías, que formaban parte de la agencia militar rusa conocida como GRU, intentaron en numerosas ocasiones acceder a los datos de la rival del magnate y consiguieron hacerse con contraseñas de distintos usuarios del equipo de Clinton, lo que les permitió cosechar unas informaciones que luego difundieron.

DESTINATARIO DESPREVENIDO. El FBI define la acción de “phishing” como “el acto de enviar un correo electrónico haciéndose pasar falsamente por un legítimo y establecido negocio en un intento de engañar al destinatario desprevenido para que divulgue información personal”.

Según la agencia, estos datos incluyen distintas “informaciones sensibles como contraseñas, números de tarjetas de crédito o información de cuentas bancarias”, a los que acceden tras dirigir al usuario hasta una página web específica.

“Esa web, sin embargo, no es auténtica y ha sido creada solamente como medio para robar información del usuario”, relata la agencia, que precisa que la peculiaridad del Spear Phishing es que se centra en un grupo de personas que tienen algo en común, en este contexto, miembros de la campaña de la candidata del Partido Demócrata. Algunos de sus miembros picaron el anzuelo.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.