Política

Se siguen esperando informes sobre el caso Miguel Cuevas

 

La agente fiscal de la Unidad Especializada en Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo, Josefina Aghemo, afirmó ayer que se encuentran recepcionando los informes de distintas instituciones públicas y privadas de modo de confirmar o descartar los hechos punibles por los cuales es investigado el diputado y presidente de la Cámara Baja, Miguel Cuevas.

“Se han realizado los oficios a las distintas instituciones y estamos aguardando, es información delicada y más de eso no puedo decir”, sostuvo ayer la agente fiscal al ser consultada sobre el caso.

La semana pasada, la representante del Ministerio Público tomó declaración testifical a varios funcionarios de la Gobernación de Paraguarí, así como también se analizó los documentos que fueron incautados por la Fiscalía, tras la intervención de dicha institución.

La causa contra Miguel Cuevas se abrió luego de que el concejal de la ciudad de Ybycuí, Departamento de Paraguarí, Esequiel Cáceres, denunciara al parlamentario por supuesta lesión de confianza y enriquecimiento ilícito, y a su pareja por cobro indebido de honorarios.

La denuncia se extiende también a la esposa del parlamentario, Nancy de Jesús Florentín, por probable cobro indebido de honorarios.

La acusación indica que al momento de asumir como gobernador, en el 2013, Cuevas ya contaba con dos establecimientos ganaderos en las compañías Cerro Corá y Cerro Cué y una vivienda en Sapucái, hoy convertida en mansión.

Indica, además, que no pudo justificar el gasto en concepto de combustible de G. 1.231 millones.

El colorado asumió como diputado este año, pero antes se desempeñó como intendente en Sapucái –por dos periodos– y posteriormente como gobernador del Departamento de Paraguarí.

Así también, señala que en el 2016 Cuevas adquirió otros tres inmuebles por más de G. 954 millones y actualmente vive en Asunción.

En cuanto a su esposa, será investigada por cobro indebido de dos rubros docentes sin asistir a la Escuela Básica 151 Inglaterra, en Sapucái.

Dejá tu comentario