13 abr. 2024

Clínicas reactiva programa de trasplantes hepáticos tras cinco años de pausa

El Hospital de Clínicas, de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, celebró el alta médico de un paciente hepático trasplantado. Con ello se marcó la reactivación del programa tras cinco años de pausa, siendo el único en realizar trasplantes hepáticos en el país.

El alta médica se dio en la mañana de este lunes, en las instalaciones del Hospital de Clínicas. El paciente, un hombre de 37 años, fue el trasplantado hepático número 15, reactivando el programa de trasplantes luego de cinco años. La última intervención tuvo lugar en 2018.
El doctor Nelson Arellano, jefe de la Unidad de Trasplante Hepático de la II CCQ, mencionó que el último trasplante se realizó en 2018, posteriormente, la reactivación del programa de trasplantes siguió un periodo de preparación y movilización de todo el cuerpo técnico que forma parte del trasplante de hígado. El grupo está conformado por equipo quirúrgico, hepatológico, pabellón quirúrgico central, anestesia, hemoterapia, terapia intensiva, enfermería especializada, farmacia y laboratorio, entre otros.
“El trabajo que ejecutan es muy importante, no solamente para los pacientes, sino también para la Facultad de Ciencias Médicas UNA, porque se necesita seguir formando a las nuevas generaciones de profesionales que van a encargarse de este trabajo de trasplante hepático, ya que es un tratamiento que verdaderamente salva vidas porque no existe diálisis para el problema de hígado, para los pacientes que trasplantamos la única forma que sigan viviendo es a través de trasplante”, indicó el profesional.

Medicos.jpeg

Médicos del Hospital de Clínicas.

Foto: Hospital de Clínicas.

Por otro lado, el decano de la FCM-UNA y jefe de la II Cátedra Clínica Quirúrgica, Osmar Cuenca Torres, señaló que, a pesar de las carencias presupuestarias, el hospital cuenta con personal de primer nivel, especializados y una infraestructura necesaria para la realización de procedimientos de esta envergadura. Resaltó que aún se debe trabajar con la concientización de los pacientes y donantes para instalar la cultura de la donación de órganos en las personas.
El hepatólogo Marcos Girala mencionó que el trabajo previo a un trasplante hepático es multidisciplinario y requiere la evaluación general del paciente, indicó que el seguimiento es cercano y se ajusta de acuerdo a la recuperación del paciente, con la meta de reincorporarlo a su vida normal.
El procedimiento fue realizado a un topógrafo de 37 años, oriundo de la ciudad de Villa Elisa, diagnosticado con cirrosis autoinmune, es decir, cuando el cuerpo mismo reacciona en contra del hígado y lo lleva hasta la cirrosis, en una etapa terminal. Los profesionales mencionaron que la cirrosis es prevalente que puede llevar a la necesidad de trasplante.
Por su parte, el paciente indicó que se encuentra sumamente feliz por el trasplante, ya que se siente renovado. Agradeció a todos los profesionales de la FCMUNA por el excelente trato y atención.
Lea más: Salud y Clínicas apuntan a reactivar los trasplantes de hígado en el país
“Donar órganos salva vidas porque le salvó la vida a mi marido y él está superfeliz por eso”, acotó la esposa del hombre e instó a las personas a tomar conciencia que este gesto altruista puede ayudar a otras a mejorar su calidad de vida.
El equipo detrás del exitoso procedimiento fue el equipo II CCQ, comandado por el doctor Nelson Arellano, jefe de la Unidad de Trasplante Hepático, en compañía de Gastroenterología, junto con el doctor Marcos Girala, uno de los hepatólogos más destacados del país. La Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, Hospital de Clínicas, sigue siendo la única unidad médica del país en realizar trasplantes hepáticos y la número uno en trasplantes renales.

Más contenido de esta sección
Una buena y rica noticia para mejorar el aspecto de la piel llega con el gran aporte que trae el repollo blanco, el cual ayuda a la producción de colágeno y a reducir las arrugas.