Mundo

Saltan sospechas de corrupción en plena pandemia en Brasilia y Río

Autoridades brasileñas investigan presuntas irregularidades durante la gestión de la pandemia a través de la sobrefacturación en la compra de test y kits de alimentos, según fuentes oficiales.

Las autoridades brasileñas investigan en Brasilia y Río de Janeiro nuevas sospechas de corrupción debido a presuntas irregularidades durante su gestión de la pandemia del coronavirus mediante la sobrefacturación en la adquisición de test de Covid-19 y canastas básicas de alimentos, según informaron ayer fuentes oficiales.

La Policía y el Ministerio Público desplegaron ayer una operación simultánea en ocho estados brasileños para “investigar ilegalidades practicadas” en la contratación de “test para la detección del Covid-19” por parte del Gobierno del Distrito Federal de Brasilia.

Según la pesquisa, existen “fuertes indicios” de sobrefacturación en la compra de las pruebas, que además serían “inservibles” o “de baja calidad” para el correcto diagnóstico del mal, apuntó la Fiscalía.

DETALLES. El operativo tiene en la mira una serie de contratos, cuyo valor sobrepasa los 73 millones de reales (13,7 millones de dólares) y que fueron adjudicados sin licitación debido a la situación de emergencia con motivo de la pandemia.

Las autoridades sospechan que unos 30 millones de reales (5,6 millones de dólares) se desviaron por la sobrefacturación de esos contratos.

Para avanzar en la pesquisa, los agentes salieron a las calles para cumplir 74 órdenes de registro en inmuebles de Brasilia y otros siete estados brasileños: Sao Paulo, Espírito Santo, Río de Janeiro, Bahía, Goiás, Santa Catarina y Paraná. Según la prensa local, entre los objetivos del operativo figuran altos funcionarios de la Secretaría de Salud y del Laboratorio Central de Brasilia.

La Gobernación de la capital brasileña afirmó que “todos los test comprados”, recibidos mediante donaciones o enviados por el Ministerio de Salud, “están certificados” por las autoridades sanitarias brasileñas.

Por otro lado, la Fiscalía de Río presentó una denuncia contra gerentes de la Fundación Leao XIII, órgano vinculado al Gobierno del estado fluminense, por supuestas irregularidades administrativas en un contrato para la distribución de 200.000 canastas básicas para familias de escasos recursos.

En este caso también se investiga la posible sobrefacturación en unos 2,3 millones de reales (435.000 dólares) de ese contrato, según el Ministerio Público, que pidió a la Justicia la nulidad del mismo, de acuerdo con la demanda obtenida por el grupo Globo.

CASOS. Brasil registró 1.252 muertes por Covid-19 en el último día, con lo que el balance total de víctimas subió hasta los 61.884, mientras que el número de casos ya sobrepasa los 1,49 millones, informó ayer el Gobierno.

Con el último balance del Ministerio de Salud, con 48.105 nuevos infectados en las últimas 24 horas, el país alcanzó los 1.496.858 casos confirmados. De ese total, 582.158 aún están bajo acompañamiento y otros 852.816 ya se recuperaron.

En tanto, un estudio hecho por investigadores de la Universidad Federal de Pelotas afirma que Brasil tendría unos 8 millones de contagiados por Covid-19, cinco veces más que la cifra de confirmados por el Gobierno (1,49 millones).


La industria se recupera un 7%
La producción industrial de Brasil subió un 7% en mayo frente a abril, después de dos meses de profundas caídas por la pandemia del coronavirus en los que se desplomó un 26,3%, informó ayer el Gobierno. El resultado de mayo indica un cambio de tendencia tras la caída del 9,1% en marzo con respecto al mes anterior y un 18,8% en abril, récord negativo desde 2002. El sector automotriz fue el responsable de la tímida recuperación al subir 244,4%, si bien aún está un 72,8% por debajo del nivel de febrero pasado. EFE

Dejá tu comentario