Nacionales

Rescatan a paraguayo secuestrado por ocho días en Brasil

Un hombre de nacionalidad paraguaya fue rescatado por la Policía brasileña luego de permanecer 8 días en cautiverio, encadenado, torturado y en el que pudo comer solo dos veces, según contó a las autoridades brasileñas.

La Policía del Brasil logró dar con el paradero de Cristian Pereira, un hombre de 42 años, de nacionalidad paraguaya, que fue víctima de un secuestro exprés en el municipio de Miracatu, Estado de San Pablo. A cambio de la libertad del compatriota se pedían USD 300.000.

El hombre se encontraba encadenado del cuello con una cadena sujeta a un viga del techo y solo podía moverse hasta el baño, informó Telefuturo.

El hombre manifestó que durante los días en cautiverio sufrió todo tipo de torturas física y sicológica, además de comer solo dos veces desde que fue secuestrado. Según medios locales, la policía ya identificó a dos sospechosos del secuestro.

De acuerdo al informe, la Policía Civil del municipio llegó hasta el lugar luego de recibir una denuncia anónima por movimientos extraños dentro de la vivienda.

Al llegar al lugar la Policía, un hombre que se encontraba en el lugar se dio a la fuga y dejó una pistola calibre 380 con 13 cartuchos intactos, un teléfono celular, dos cadenas de acero, dos machetes y un hacha. Todos los objetos fueron incautados, informó el medio O Globo.

Cadenas.png
Al ingresar dentro de la residencia, los investigadores encontraron a un hombre encadenado por el cuello.

Al ingresar dentro de la residencia, los investigadores encontraron a un hombre encadenado por el cuello.

El delegado responsable de este operativo, Carlos Eduardo Ceroni, manifestó que la víctima fue secuestrada cuando salía de un churrasquería en Praia Grande, en la costa de San Pablo y trasladado a Miracatu, a más de 120 kilómetros de distancia.

Por su parte, la víctima dijo que los secuestradores pedían a la familia USD 300.00 que debían ser pagados al final de la mañana de este miércoles. Sin embargo, los delincuentes le habían asegurado que lo matarían incluso si se pagaba el rescate.

El hombre sería representante de una empresa y estuvo en Brasil para negociaciones comerciales. Lo que manejan la autoridades locales es que los delincuentes buscaron a sus familiares a través de las redes sociales y descubrieron que su hermano es de profesión futbolista, por lo que exigieron ese monto de dinero.

Dejá tu comentario