Economía

Reporte oficial exhibe estrepitosos déficits en Dinac, Copaco e INC

Informe revela que la pandemia golpeó duramente a algunas empresas públicas, de acuerdo con lo que muestran sus resultados financieros del 2020. Aún así continúan los pagos extras.

La pandemia del Covid-19 y las consecuentes medidas de restricción generaron estragos en varias compañías del Estado, de acuerdo con sus resultados financieros.

Un informe hecho por la Dirección de Empresas Públicas del Ministerio de Hacienda —al cual accedió ÚH— da cuenta de los millonarios déficits con los que cerraron el año pasado la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), la Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco) y la Industria Nacional del Cemento (INC), principalmente (ver la infografía).

El documento indica que la Dinac, afectada por las limitaciones en los vuelos, registró en el 2020 un saldo rojo de G. 111.830 millones (USD 16,5 millones al cambio actual). Esto representa una caída del 293,2%, considerando que en el 2019 generó una renta de G. 57.879 millones.

Copaco, por su parte, tras cerrar un 2019 en positivo, terminó el ejercicio anterior con un déficit de G. 66.164 millones (USD 9,8 millones), lo que equivale a una variación negativa del 2.342,3%, la mayor en términos porcentuales.

La cementera estatal, por su parte, cerró el 2020 con un balance deficitario de G. 22.188 millones (USD 3,3 millones), situación que significa una merma del 1.947,1% frente al 2019.

Otras empresas públicas que cerraron en rojo el año anterior son Cañas Paraguayas SA (Capasa) y Ferrocarriles del Paraguay SA (Fepasa), con caídas de G. 1.035 millones y G. 2.375 millones, respectivamente.

EN VERDE. Por el contrario, la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), la Empresa de Servicios del Paraguay (Essap), Petróleos Paraguayos (Petropar) y la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) terminaron el año pasado en positivo.

La ANDE, si bien tuvo un resultado inferior en 1,5% al del 2019, se consolida como la de mejor rendimiento, con un superávit de G. 347.475 millones (USD 51,9 millones). El reporte indica que pese a las exoneraciones y postergaciones en el pago de la energía por la pandemia, sus ingresos por ventas aumentaron en 4,9% y sus clientes también se incrementaron también en 4,9%.

La Essap, también a pesar de las exoneraciones, tuvo un resultado positivo de G. 45.982 millones (USD 6,8 millones). No obstante, su desempeño empeoró si se tiene en cuenta que su balance fue menor en 37% al del 2019 y sus ingresos cayeron en un 3%.

Petropar, a su turno, tras un 2019 para el olvido por un déficit de G. 44.776 millones, cerró el 2020 con una renta de G. 34.630 millones (USD 5,1 millones). Esto se explica por menores gastos, ya que sus ingresos por la venta de combustible disminuyeron en 22,3%.

Finalmente, el documento indica que la ANNP tuvo un superávit de G. 13.794 millones (USD 2,1 millones). Sus ingresos, sin embargo, disminuyeron en 6%.

resultados finacieros de Empresas Publicas.png



Menor ingreso, iguales beneficios
Si bien la ANDE y Essap tuvieron menores ingresos en el 2020, frente al 2019, eso no fue impedimento para la repartija del dinero público en beneficio de sus funcionarios.
Los documentos oficiales indican que la entidad eléctrica gastó más de medio millón de dólares en pagos extras, como ayuda escolar, subsidio familiar y subvención por fallecimiento. Además, llegó a pagar entre G. 19 millones y G. 20 millones a varios funcionarios que se dedican a la lectura de medidores y distribución de facturas, con premios que llegaron casi a los G. 14 millones.
La Essap, por su parte, benefició a 389 funcionarios con una ayuda vacacional entre enero y marzo, gastando G. 493,1 millones. La entidad pagó un mínimo de G. 626.027 y llegó a entregar hasta G. 2.376.000.

Dejá tu comentario