País

Raudal mortal: Hallan sin vida al niño y al reciclador

 

Tanto el niño de 7 años que desapareció el sábado último mientras perseguía un pedazo de plástico en los raudales de San Antonio, como el hombre de 43 años que se dedicaba al reciclaje y fue arrastrado por el caudaloso raudal en Fernando de la Mora, fueron encontrados ayer sin signos vitales. Así lo informaron bomberos voluntarios que participaron de la búsqueda.

El pequeño fue encontrado ayer por la mañana en el barrio Achucarro de San Antonio, a 200 metros de un cauce hídrico, en tanto que el cuerpo de Carmelo Dejesús Ocampos Ferreira apareció a escasas cuadras, en el puente Arroyo Seco.

La desaparición de ambas víctimas se registró durante la tormenta del sábado, que además dejó a varios automovilistas atrapados en los enormes raudales formados en Asunción y gran parte del área metropolitana.

El niño había caído en la corriente de agua que conduce a un arroyo de dos kilómetros con desembocadura en el río Paraguay. Según los vecinos y familiares, el chico se metió al raudal para intentar agarrar un plástico, aparentemente, pensando que era un juguete, pero, a raíz de que la correntada era muy fuerte, fue arrastrado hasta el arroyo donde posteriormente desapareció.

Sin barandas. Los pobladores lamentaron el suceso y llamaron la atención sobre la inexistencia de una baranda al costado del arroyo en San Antonio

En la zona donde se vio por última vez al señor Carmelo tampoco existen barandas en torno al canal que se vuelve más que peligroso en días de lluvia. De hecho, no es la primera víctima fatal en este punto ubicado en Avelino Martínez y Mauricio José Troche.

En noviembre del 2016 un joven llamado Ángel Sebastián Vera Acosta, quien trabajaba en un lavadero de automóviles en las cercanías del canal, también fue arrastrado hasta ahí por la fuerte correntada.

Vecinos del lugar demandan de manera urgente la colocación de barandas de seguridad, pues la fuerza del agua es muy potente en cada lluvia y arrastra todo a su paso.

Dejá tu comentario