22 jun. 2024

¿Quién es la actriz porno que se convirtió en la pesadilla de Donald Trump?

Stormy Daniels, la actriz porno que coqueteó con la idea de entrar en política, libra una batalla legal y mediática contra Donald Trump, que le valió al exmandatario una inculpación sin precedentes en la historia de Estados Unidos.

FILES-US-POLITICS-TRUMP-JUSTICE-STORMY-DANIELS_42182553.jpg

La actriz porno Stormy Daniels, cuyo nombre verdadero es Stephanie Clifford, nació en 1979 en Baton Rouge, en el sureño estado de Luisiana, EEUU. Foto: Robyn Beck (AFP).

Ambiciosa y con una fuerte personalidad, esta mujer de 44 años también pagó el precio de la fama, con un sinfín de comentarios despectivos en las redes sociales contra ella. El más notorio fue el que Trump, entonces jefe de Estado, le dedicó en 2018: “Cara de caballo”.

Stephanie Clifford, su verdadero nombre, nació en 1979 en Baton Rouge, en el sureño estado de Luisiana, EEUU. Criada por su madre después de que sus padres se divorciaran, cuenta en un libro que su familia la descuidó y que cuando tenía nueve años, un hombre mayor abusó sexualmente de ella.

Buena estudiante a pesar de todo y apasionada por los caballos, se dedicó al striptease desde muy joven para luego dar el salto al cine porno.

La actriz, directora y guionista de larga melena rubia es una figura conocida en el mundo del porno, que le otorgó varios premios.

Pero es su relación con Trump hace 17 años lo que la hizo conocida en todo Estados Unidos.

Lea más: Trump dice que su imputación “se volverá en contra de Joe Biden masivamente”

En el verano boreal de 2006, los caminos de la actriz y el magnate inmobiliario se cruzaron en el idílico escenario de un resort de lujo en el estado de Nevada, durante un torneo de golf a orillas de un lago rodeado de pinos.

Daniels acababa de aparecer en la comedia Virgen a los 40 y Trump acababa de tener un hijo con su esposa Melania.

Según el relato de la actriz, Trump la invitó a cenar a su suite, donde la recibió en pijama en el sofá. Ella asegura que luego tuvieron una relación sexual, él lo niega.

Lo que está probado es que Daniels recibió 130.000 dólares, justo antes de las elecciones presidenciales de 2016, presuntamente para no hablar públicamente del tema.

Y es este pago el que llevó a un gran jurado del estado de Nueva York a inculparlo, un hecho sin precedentes para un expresidente.

Una vez que se reveló la transacción en 2018, la actriz comenzó a recorrer los estudios de televisión y pidió a los tribunales que cancelaran el acuerdo de confidencialidad que había firmado.

Hace cinco años, en el programa 60 minutos de la cadena CBS, Daniels dijo que quería dejar las cosas claras. En primer lugar, subrayó que ella no era una “víctima”, que, aunque no se sintió atraída por Trump esa noche en Nevada, su relación fue consentida.

La actriz también se refirió a las promesas que Trump le habría hecho sobre una aparición en El aprendiz, el “reality show” que el multimillonario conducía antes de llegar en 2017 a la Casa Blanca. Ella piensa que Trump lo hacía para que no perdiera interés en él.

Entérese más: El gran jurado vota por imputar a Donald Trump por el pago a una actriz porno

En el forcejeo público con el entonces presidente, Daniels no dudó en responder, con un ingenio mordaz, a cada uno de los golpes que él le propinaba en Twitter.

Y desde que Trump aseguró días atrás que iba a ser “arrestado” por el pago a Daniels, la actriz ha redoblado sus afiladas estocadas. Volvió a usar el apodo que puso a Trump: “Tiny” (diminuto), en alusión a su miembro viril.

Y aunque el caso la haya convertido en persona non grata entre muchos partidarios de Trump, la notoriedad no parece disgustarle.

La estrella porno, que en 2010 se declaró republicana y evaluó postularse al Senado estadounidense, no tuvo reparos en hacer de sí misma en una escena del programa de televisión Saturday Night Live, junto a Alec Baldwin, interpretando a Trump.

Daniels tiene una hija y se casó por cuarta vez el año pasado con Barrett Blade, un actor porno.

Más contenido de esta sección
El ex presidente uruguayo José Mujica “está bien” tras finalizar las sesiones de radioterapia por el cáncer de esófago que se le diagnosticó a principios de mayo, y se espera que tengan efecto curativo, informó este viernes su médica personal.
Una familia estadounidense reclama más de USD 80.000 a la NASA debido a un pequeño fragmento de desechos espaciales que cayó del espacio y atravesó el techo de su casa en Florida, informó el viernes una firma de abogados.
Un joven de 19 años fue inculpado y puesto en prisión preventiva el viernes, junto con otro menor ya procesado, por supuestamente “haber planeado cometer un acto violento dirigido, entre otros, contra objetivos judíos”, informó una fuente judicial.
Con más de 3.000 personas realizando de forma simultánea cinco posturas distintas de yoga para conmemorar el día internacional de esta práctica milenaria, la institución de yoga ‘Akshar Yoga’ logró este viernes en la India cinco récords Guinness, a la espera de otros dos que están siendo verificados.
La ofensiva israelí sobre la Franja de Gaza dejó a más de 6.000 familias palestinas sin sus madres, un número que aumenta cada día, dijo este viernes la representante de ONU Mujeres en Palestina, Maryse Guimond.
El número de muertos por beber alcohol adulterado en el sur de la India aumentó este viernes a 47 y más de un centenar de personas continúan hospitalizadas, mientras que las instituciones del país vuelcan su atención en el caso.