País

Petta promete una autoinvestigación sobre amigos y parientes en el MEC

El actual ministro de Educación es investigado por la Dirección de Anticorrupción a cargo de José Casañas Levi. El primer caso, el de Carmen Colarte, ya fue archivado al no hallarse irregularidades.

El ministro de Educación, Eduardo Petta, prometió ayer el inicio de investigaciones acerca de las denuncias recibidas en su contra y en contra de sus amigos y presuntos parientes de su esposa en la cartera educativa.

Llamativamente, quien emprenderá las averiguaciones será su propio director general de Anticorrupción, José Casañas Levi.

El caso del director de la Unidad Ejecutora de Programas y Proyectos (UEPP), Gustavo Bogarín, investigado en el pasado y destituido de un cargo directivo por presuntas malversaciones millonarias en Itaipú Binacional, también será evaluado.

Bogarín fue también denunciado como pariente de la esposa de Petta, al igual que otros funcionarios del MEC en el interior del país, y en la dirección general de Bienestar Estudiantil, donde la pareja tiene varios cercanos.

Aseguran que ninguno tiene el perfil para ocupar los cargos.Una de las primeras denuncias contra Petta fue por la contratación de Carmen Colarte, administrativa en la Dirección de Alimentación Escolar, que depende de la dirección general de Bienestar Estudiantil, donde fue puesta una amiga del ministro, Killy Moleda.

Colarte fue compañera de colegio de la esposa del titular de la cartera.Sentencia. Anticorrupción dictaminó ayer que no existen irregularidades en su contrato de tres meses, que vence hoy, pero que puede ser renovado.

Por lo tanto, concluye la investigación, la carpeta indagatoria firmada por Casañas Levi fue archivada.También está la directora departamental de Caazapá, Analía Chamorro, quien sería igualmente pariente de la esposa del ex titular de la Caminera y ex fiscal.

“No hay ninguna relación de parentesco ni afinidad con la señora, no tengo parientes acá”, remarcó el ministro.

El viceministro de Educación Básica, Robert Cano, quien reemplaza a la destituida Nancy Ovelar, pidió ser investigado a raíz de una denuncia por ser parte de una intervención en la ejecución del programa de capacitación docente con el Fondo de Excelencia.

Además, quien maneja el proyecto es el también investigado Gustavo Bogarín, único consultado sobre Cano de parte de la entidad.

En su momento, Cano había dicho que estaba interesado en limpiar su nombre, por lo que solicitó que se lo investigue.

Durante su extenso discurso de ayer, casi como un pastor de Iglesia que se dirige a su rebaño, el titular de Educación realizó una irrestricta defensa a las personas que contrató o comisionó en la cartera, alegando que la transparencia será la vara de su gestión. Fue durante la asunción de los viceministros Robert Cano, Celeste Mancuello y Fernando Griffith.

Embed

Dejá tu comentario