Mundo

Papa pide ayuda urgente a países que tienen menos vacunas

 

El papa Francisco aseguró el lunes que es urgente ayudar a los países que tienen menos vacunas, como la del Covid-19, pero no “por la prisa de las naciones ricas por ser más seguras”, sino por “dignidad y no como una lamentable limosna”.

En su discurso a los miembros de la Fundación de la Universidad Campus Bio-Medico de Roma, perteneciente al Opus Dei, el pontífice instó a “compartir el conocimiento, la experiencia, poner en común la ciencia” porque si no se ofrecen a todo el mundo “son tiritas que pueden tapar la herida, pero no curarla en profundidad”. Y puso el ejemplo de las vacunas, donde “es urgente ayudar a los países que menos tienen, pero hay que hacerlo con planes de futuro, no solo motivados por las prisas de las naciones ricas por ser más seguras. Los remedios deben ser distribuidos con dignidad, no como una lamentable limosna”.

Al respecto de la sanidad católica, el papa dijo que deben atestiguar que “ninguna vida es indigna de ser vivida” y que las necesidades de los enfermos van antes que las ganancias, para transformar la medicina en un “arte”.

CULTURA DEL DESCARTE. “Estamos viviendo una verdadera cultura del descarte y esto es un poco el aire que respiramos y debemos reaccionar a esta cultura del descarte”, afirmó Francisco, quien añadió que la defensa de la vida humana “nunca se debe negociar, siempre se debe defender”.

Lamentó también que “desgraciadamente, a menudo, se persiguen las formas rentables de lucrar, olvidando que antes de las oportunidades de lucro están las necesidades de los enfermos.

Evolucionan continuamente y, por tanto, es necesario prepararse para afrontar siempre nuevas patologías y malestares”.

Y puso el ejemplo de “las llamadas enfermedades raras que no sabemos qué son y que aún no se han realizado investigaciones e investigaciones para comprenderlas bien”.

Por otra parte, el papa Francisco nombró a un especialista en la Amazonia en la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales, informó el Vaticano. Se trata del biólogo brasileño Virgilio Mauricio Viana, de 60 años, superintendente general de la Fundación Amazonia Sostenible (FAS). EFE-AFP

Dejá tu comentario