Interior

Pandemia impacta en la economía y demografía en el Puerto Itá Verá

El cierre de frontera obligó a paraguayos, con hijos argentinos, a radicarse en Argentina, según Derlis Benegas, intendente de Domingo Martínez de Irala. El 40% de los comercios se cerraron.

El coronavirus (Covid-19) pasó factura en lo económico y demográfico a la colonia Puerto Itá Verá, distrito de Domingo Martínez de Irala, ubicada como a 70 kilómetros al sur de Ciudad del Este, sobre el río Paraná. Está en el límite con Puerto Wanda, de la provincia de Misiones, Argentina.

El intendente municipal, Derlis Benegas, sostuvo que por causa de la pandemia muchos paraguayos, que tienen sus hijos con documentos argentinos, se radicaron en el país vecino, tras el cierre de frontera, el cual sigue vigente con la Argentina.

Coincidentemente, son los pobladores del puerto oficial de Itá Verá los que emigraron tras la pandemia, conforme a la versión del intendente municipal. “Muchas de las familias pasaban a estudiar en el lado argentino, pero ahora están viviendo prácticamente hacia allá para seguir, ya que ellos tienen radicación y sus hijos ya son argentinos”, relató Benegas.

Domingo Martínez de Irala es el tercer distrito más antiguo del Alto Paraná, detrás de Hernandarias e Itakyry.

GOLPE ECONÓMICO. La pandemia golpeó en parte a la economía del 40% de los pobladores del distrito que vivía del comercio fronterizo, conforme a la versión del intendente.

“Una parte de la colonia depende del comercio fronterizo, ya que no hay cruce trasversal. El 40% de los pobladores tuvieron que cerrar sus negocios y dedicarse al contrabando o a la estiba”, afirmó Benegas.

La Municipalidad impulsaba la instalación de una balsa para el cruce fronterizo, pero el proyecto tampoco pudo finiquitarse por culpa de la pandemia.

“Se consiguió una embarcación de una empresa, pero se tuvo problema con la bandera brasileña para navegar en la frontera. Cuando se estaba por despachar la embarcación se cerró todo en la Aduana. Tuvimos que dejar de lado”, dijo Alberto Almada, concejal municipal.

El comercio terminó. “Aquí pasaban 200 a 300 personas al día para vender ropas, zapatos hasta electrodomésticos a los argentinos”, relató. Ahora, todo está paralizado.

“En el sector agropecuario el cultivo salió bien y se usó mano de obra local. Por causa de la pandemia también a algunos les vino bien, ya que anteriormente ni kit de alimentos recibían. Pero ahora tenemos también otro problema, no sabemos si podemos adquirir los kits de alimentos de los royalties o Fonacide, ya que no hay autorización y los ingresos genuinos solo cubren algunos gastos administrativos”, refirió el intendente municipal.

La Comuna tiene un proyecto turístico que podría ayudar a la población a generar ingresos. Consiste en la explotación de la isla Itá Verá, ubicada a 8 kilómetros aguas abajo del puerto del centro urbano de Domingo Martínez de Irala. Este es un proyecto de reactivación económica, pero a largo plazo, ya que las actividades turísticas también están paralizadas en el Alto Paraná por causa de la pandemia.

Dejá tu comentario