19 may. 2024

Nueva versión teatral de Yo el Supremo se estrena en Asunción

La célebre obra Yo el Supremo del Premio Cervantes paraguayo Augusto Roa Bastos llega con su nueva versión teatral de la mano del dramaturgo y director Nelson Silva de Santaní. Entradas: G. 50.000.

jperalta@uhora.com.py

Yo el Supremo, la obra de Augusto Roa Bastos, regresa a las tablas con una nueva versión teatral con el sello del dramaturgo y director Nelson Silva, más conocido como Nelson de Santaní. El estreno será este jueves 1, a las 21.00, en la Sala Molière de la Alianza Francesa (Mariscal Estigarribia 1039). Entradas: G. 50.000.

La obra está a cargo del elenco La Parada Teatro, y muestra a un Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia, humano, profundo y despojado de sus mitos.

“La referencial obra de Augusto Roa Bastos, regresa a escena con una versión que revela detalles históricos que nunca conocieron las tablas”, comienza diciendo el director de la obra, Nelson de Santaní.

Yo el Supremo

“La idea de esta obra, que el público y la historia van a juzgar, es mostrar a un doctor José Gaspar Rodríguez de Francia humano, a ese hombre detrás de la leyenda. Si hablamos de la obra de Roa Bastos, hablamos de una obra cumbre, una que de alguna forma le puso al Paraguay en el mapa; digamos que hay un antes y un después de ”, añade.

Para Nelson de Santaní esta puesta representa algo muy importante en su carrera.

“Presento este trabajo en el momento culminante de un proceso que vengo realizando desde el 2007 y que lo quería cerrar con . Siempre leí y me gustó la figura del doctor Francia, y ya desde la escuela me parecía misterioso y controversial, y es lo que quería convertirlo en teatro, mostrando al José Gaspar diferente, una mirada particular, desde mi punto de vista”, explica el dramaturgo.

EN ESCENA. En cuanto a la puesta no está abocada en mostrar la época en que le tocó vivir al supremo dictador. La obra, cuya escenografía y vestuario está a cargo de Rolando Rasmussen, utiliza prendas con diseño original, mostrando un vestuario actualizado.

“El objetivo es mostrar a Francia desde otra perspectiva, modernizando la obra, así como la idea que se tiene de este personaje, ofreciendo una versión más socialista”, afirma.

Nelson comenzó a trabajar hace un buen tiempo en esta versión del doctor Francia. Su idea fundamental es educar a los jóvenes a través de la historia, ya que considera a este gobernante “padre de la Independencia” y observa como positivo que esa idea quede plasmada en las tablas. “Es una obra muy importante para mi carrera y para la historia del Paraguay”, agrega.

ARTISTAS. Los actores que dan vida a la puesta son: Luis Dante Zorrilla (Supremo), Calolo Rodríguez (Policarpo Patiño), Laura Marín (Petrona y Deyanira), Miguel H. López (Dr. Estigarribia), Luz Marisabel Bobadilla (viuda de Arroyo), Nery Almirón (Provisor), y Luis Gutiérrez (Somellera).

El elenco también lo integran Eliseo Paniagua (Velasco y Fray Gutiérrez), Wilton Vuyk (Fray Caballero), Juan Reyes (Iturbe y Robertson), Coke Ruiz (Pedro Juan Cavallero), Alexis Ávalos (Gamarra), Joel Venialgo (Bogarín), Paulo Metello (Abreu) y Carlos Rubén Ojeda (Obispo Panés).

La obra es un proyecto ganador del fondo Iberescena a través de la Secretaría Nacional de Cultura. Además, cuenta con el apoyo de Fondec y la Fundación Augusto Roa Bastos.

Detalles
Obra: Yo el Supremo, de Augusto Roa Bastos.
Versión teatral: Nelson Silva (de Santaní).
Actor: Luis Dante Zorrilla, en el papel del Doctor José Gaspar Rodríguez de Francia.
Fechas: jueves 1, viernes 2, martes 6, miércoles 7 y jueves 8 de noviembre.
Lugar: Sala Molière de la Alianza Francesa (Mariscal Estigarribia 1039).
Entradas: G. 50.000. Consultas: (0982) 434-150.
Proyecto: Ganador del fondo de Iberescena.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.