Nacionales

Niño de 10 años pierde sus dedos tras lesiones por petardo

Un niño de 10 años casi perdió una de las manos por la explosión de un cebollón. El hecho ocurrió durante la madrugada de este miércoles en el barrio Kennedy de Lambaré, y el niño tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en el Hospital de Trauma.

Agustín Saldívar, director del Hospital de Trauma, informó que durante las primeras horas de la Navidad ingresó un pequeño de 10 años con lesiones en tres dedos de su mano izquierda, que fueron provocadas por la explosión de un cebollón.

El hecho ocurrió alrededor de las 0.30 de este miércoles en el barrio Kennedy de la ciudad de Lambaré, Departamento Central. Aparentemente, el menor se encontraba manipulando el explosivo cuando sucedió el percance.

A raíz de las heridas, el niño fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital de Trauma. “Perdió las puntas de su índice y el dedo medio”, indicó Saldívar en contacto con Última Hora.

El pequeño ya salió de la intervención y se encuentra estable. Ahora solo aguardan que despierte de la anestesia para que sea dado de alta en las próximas horas. “Ya salió de su cirugía, se despierta y a la noche ya va de alta”, acotó el médico.

Nota relacionada: Mayor Otaño: Niño casi pierde la mano por explosión de cebollón

Entre la noche de este martes y la madrugada de este miércoles, es decir, entre Nochebuena y Navidad, el servicio de Urgencias asistió a 142 personas.

De ese total, al menos otros cinco niños ingresaron por quemaduras a causa de explosivos de petardos y un joven de 26 años que sufrió la fractura de su mandíbula inferior, tras un descuido en el manejo de juegos pirotécnicos.

La lista sigue con 32 personas que ingresaron por accidente de tránsito, de los cuales 20 eran motociclistas, entre ellos unas 11 personas no tenían puesto el casco en el momento del percance.

También, llegaron hasta el hospital 20 personas que requerían otro tipo de atención clínica, entre ellas, casos de hipertensión, descompensación e intoxicación por alimentos.

Cenquer asistió a más niños con quemaduras

Por otro lado, el doctor Bruno Balmelli, director del Centro Nacional de Quemaduras y Cirugías Reconstructivas (Cenquer) dependiente del Ministerio de Salud, manifestó a Última Hora que registraron este martes, en Nochebuena el ingreso de tres menores de edad.

Un niño de cinco años está en terapia intensiva, en estado grave, tras sufrir quemaduras en varias partes del cuerpo luego de haber arrojado fosforito en un recipiente que contenía nafta.

Lea más: Cualquier artefacto pirotécnico puede causar lesiones, advierte cirujano

Otro caso es la de un pequeño de 10 años, que sufrió quemaduras en el rostro a causa del mismo tipo de petardo.

"Tiró el fosforito en una lata de tíner y se quemó la cara, le verá un oftalmólogo para descartar que tenga quemadura ocular", expresó Balmelli.

Mientras que el otro niño tiene 11 años y también sufrió quemaduras superficiales en el muslo, a causa del fosforito.

Dejá tu comentario