25 feb. 2024

“Me costó horrores ver la forma en que asesinaron a mi hijo”

Graciela Sosa, la madre de Fernando Báez, dio unas palabras en el juicio por el crimen de su hijo. Pidió que se haga justicia. Los ocho acusados también hablaron y pidieron disculpas a la familia.

Juicio por crimen de Fernando Baez_Alegatos Graciela Sosa_40539363.jpg

Emotivo. Graciela Sosa, madre de Fernando, habló al tribunal en la audiencia de ayer.

“Me costó horrores ver la forma en que asesinaron a mi hijo. Imploraba piedad mientras le seguían dando patadas tras patadas”, dijo al borde de las lágrimas Graciela Sosa, en la última audiencia del juicio por el crimen de su hijo Fernando Báez Sosa.

A Graciela le pidieron decir unas últimas palabras antes que se conozca el veredicto del tribunal y pidió que se haga justicia por el crimen de su hijo, que fue muerto a golpes, frente a un local bailable de la ciudad veraniega de Villa Gesell, Argentina, el pasado 18 de enero de 2020.

La madre paraguaya admitió que nunca contempló la posibilidad de enfrentar un juicio y tener en frente a los sospechosos de asesinar a su hijo.

Reveló que el sueño de Fernando era el de ser abogado y por ello soñaba con acompañarlo a ver cómo defendía a las personas ante un tribunal.

Luego de las palabras de Graciela, le tocó el turno al abogado Hugo Tomei, que defiende a los ocho imputados.

Reconoció que le costó mucho arrancar con los alegatos después de escuchar a Graciela y afirmó que se solidariza con ella, por el dolor que están atravesando.

ABSOLUCIÓN. Cuando argumento su defensa, pidió que los ocho acusados sean absueltos, porque supuestamente no se probó en juicio el delito de homicidio doloso doblemente agravado por alevosía.

Señaló que no hay forma de probar que los acusados premeditaron matar a Fernando, como plantea la Fiscalía.

“Se habló de que Fernando fue golpeado a mansalva como una bolsa de papas, pero la autopsia encuentra 6 golpes. En función de la cantidad de patadas, golpes y traumas que ha sufrido ese cuerpo, no coincide con los relatos. Si hay alguien que no miente es la autopsia”, recalcó.

Tras la exposición del abogado Tomei, el tribunal dio la palabra a los ocho acusados que hablaron a los presentes y a los más de 1 millón de espectadores que seguían el juicio a través de la plataforma Youtube.

“Primero que nada quería pedir disculpas a la familia y a todas las personas que fueron afectadas. Jamás hubiese pensado que algo así pudiera llegar pasar; me lastima muchísimo porque murió un chico de nuestra edad y jamás tuvimos intención de algo así. Sé que a veces las disculpas no alcanzan. Ojalá pudiésemos volver el tiempo atrás y revertir todo esto; no lo podemos hacer y no nos queda otra que pedir disculpas. Estoy muy arrepentido y gracias por darnos este espacio y siempre vamos a acatar lo que ustedes decidan”, dijo Máximo Thomsen, uno de los más comprometidos en el caso.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.