Política

Marito apoya transparencia, pero no baja línea sobre financiamiento

“Hay que limpiar todo”, dijo Abdo y recordó que apoyó transparencia de acceso a la información. Sin embargo, sus aliados postergan el tratamiento de ley para controlar el uso del dinero sucio.

El presidente Mario Abdo Benítez manifestó que está a favor de la transparencia, pero no bajó línea a sus aliados políticos del Partido Colorado para apurar el tratamiento del proyecto que modifica la ley de financiamiento político.

La dirigencia del Partido Colorado, reunida en la Junta de Gobierno de la ANR el pasado lunes, resolvió que es inaplicable el proyecto, por lo que postergarán el tratamiento del documento, evitando así que se transparente la campaña electoral de cara a las próximas internas partidarias y municipales.

“No sé cuáles fueron los argumentos para postergar el tratamiento; entonces, no quiero opinar. Eso es lo que leí en los medios porque salí temprano. No conozco cuáles fueron los argumentos para postergar el tratamiento. Creo que eso fue lo que se decidió”, apuntó el jefe de Estado ayer en medio de la jornada de gobierno que mantuvo en Misiones, donde inauguró obras, planta de tratamiento de agua y mejoras en la iglesia local.

El argumento utilizado por el sector del cartismo es que el sistema de financiamiento político podría generar inconvenientes y que podría colapsar.

El objetivo del proyecto es conocer el origen del dinero utilizado durante las campañas electorales. El principal problema es que hay candidaturas que son financiadas por sectores sospechados de ser narcotraficantes o que forman parte de esquemas de lavado de dinero.

ACCESO A LA INFORMACIÓN. El mandatario aseguró que está a favor de la transparencia y recordó que cuando estuvo como legislador acompañó el proyecto de acceso a la información pública.

”Hay que limpiar todo el dinero. Soy un hombre que siempre luchó por la transparencia. Fui proyectista de acceso a la información pública; de darles publicidad a las sesiones de la Corte Suprema de Justicia. Mi compromiso por la transparencia sigue intacta y vamos a seguir profundizando desde nuestro liderazgo”, significó.

Sin embargo, para el tratamiento del proyecto de financiamiento político nuevamente se desmarcó y no bajó línea a sus aliados políticos que están en el Congreso para apurar la cuestión.

Ante la indefinición y en medio del receso parlamentario, ayer se tomó la decisión de postergar el tratamiento para febrero.

Las internas de los partidos se realizarán dentro de seis meses y las elecciones municipales a nivel país se realizan en noviembre.

Uno de los cuestionamientos argumentados por los colorados, principalmente cartistas, es que hay determinados artículos que son inviables y que el proyecto es una copia de la ley de financiamiento político de Brasil, que tiene un sistema electoral distinto, con listas abiertas, mientras que en Paraguay las listas son cerradas.

Los proyectistas argumentaron que con los cambios se brindará transparencia, control y sanción en los casos de no presentación de rendición correcta de los ingresos y gastos de los candidatos durante las campañas electorales. La idea es ejercer mayor control y evitar el dinero sucio.

Dejá tu comentario