Política

Lilian Samaniego declara la guerra al canciller nacional

 

La senadora del Partido Colorado, Lilian Samaniego, declaró la guerra a la administración de Antonio Rivas Palacios, canciller nacional. Además de impulsar un proyecto para modificar la ley del Servicio Diplomático y Consular para ampliar el cupo de designaciones políticas en el servicio exterior, y denunciar que la Cancillería está pasando “la crisis más sensible, que no ocurrió con otras administraciones”, ayer solicitó a la Contraloría General de la República que audite la administración del Ministerio de Relaciones Exteriores.

La legisladora concurrió a la institución contralora donde fue recibida por su titular, Camilo Benítez. En la nota presentada al funcionario, la senadora habla de “poner a conocimiento y consideración” del contralor lo ocurrido en el Ministerio de Relaciones Exteriores “en donde se encuentra al frente (sic) el canciller Antonio Rivas Palacios”. Sin embargo, no aclara de qué se trata.

Solo argumenta que su solicitud tiene por finalidad “evitar daños irreparables en contra del patrimonio del Estado”, y que en su calidad de presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y miembro de la Junta de Calificaciones del MRE, pide a la Contraloría que “realice las investigaciones correspondientes para el esclarecimiento de la verdad de los hechos que a la fecha ya tomó estado público”.

Aunque no explicita en la nota a qué se refiere, se colige que se trata de la crisis financiera que afecta al Ministerio, una situación de la que el propio canciller se ha hecho eco en reiteradas ocasiones, pero que aseguró esta semana, han logrado honrar los alquileres de sedes diplomáticas y los gastos operativos y de mantenimiento. Además, resaltó que la institución alcanzó una ejecución presupuestaria del 87%.

Lilian Samaniego dice que el canciller mintió, que en realidad no están pudiendo honrar todos lo compromisos vinculados con las embajadas y consulados. La senadora también denunció que el canciller, que es diplomático de carrera y que asumió en agosto pasado, no escucha a los miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores, y que ella dejará de participar de la Junta de Calificaciones del MRE, debido a actitudes como estas. “Hay denuncias y reclamos respecto a que no hay equilibrio en la utilización de los recursos financieros”, dijo. Según datos que recibe, las transferencias de recursos a las sedes diplomáticas están atrasadas.

En setiembre, Rivas Palacios convocó a una reunión en la Cancillería a los integrantes de la Comisión que preside Samaniego para informarles sobre las prioridades de su administración. También concurrió a una reunión de trabajo en la misma Comisión en la Cámara Alta.

Dejá tu comentario