Nacionales

Leidy Luna recibe el último adiós de familiares y amigos tras la tragedia en Miami

Familiares y amigos de Leidy Luna Villalba darán el último adiós a la joven este miércoles en el cementerio Ciervo Cuá, en el distrito de General Eugenio A. Garay, Departamento del Guairá. El sepelio se realizará a las 14:00.

Richart González Por Richart González

El cuerpo de la joven Leidy Luna, víctima del derrumbe de un edificio en Miami, arribó el martes al país tras ser repatriado de los Estados Unidos para que sus familiares y amigos puedan despedirse luego de dos semanas de angustiante espera.

Alrededor de las 14.45 el féretro llegó a su humilde vivienda ubicada en Mbocaya Cerrito, de General Eugenio A. Garay, donde sus allegados aguardaban con globos blancos, remeras con su fotografía y mensajes alusivos a la Leidy.

Una tarde muy triste fue la que vivieron los pobladores de la humilde comunidad, que no podían creer cómo una vida joven se apagara de esta forma trágica. Este miércoles le dan el último adiós.

Tanto Osvaldo Luna, padre de la joven, como el agente de la Policía Nacional Édgar Báez, novio de Leidy, calificaron lo sucedido como una gran desgracia.

Relacionado: Arriban al país los restos de Leidy Luna

"Ella era muy cariñosa. Todos los días me daba besos y abrazos. El día que se fue le dije que un mes iba a pasar rápido. Recuerdo que desde lejos me alzó la mano para despedirse. Eso fue lo último que recuerdo de ella", indicó su padre.

Por su parte, Báez dijo que el día que ocurrió el colapso del edificio Champlain Towers South, rápidamente envió un mensaje a su novia que nunca tuvo respuesta.

“’Amor mío, qué pasó de vos’, le pregunté, dos minutos después me llamó su hermano y me contó lo que sucedió, yo no le creí, después le llamé a su prima y me contó todo. Hasta ahora no puedo creer”, señaló.

Personas de buen corazón ya se comunicaron con la familia para entregar ayudas solidarias e incluso existe el ofrecimiento de planos para construir una nueva casa a los allegados de la joven, entre otras necesidades que tendría la humilde familia de Gral. Eugenio A. Garay.

Dejá tu comentario