Sucesos

La Policía coimea más, pero jueces son menos creíbles, dice encuesta

El estudio fue realizado en el marco de un proyecto académico financiado por Conacyt. A pesar de que la Policía es la que más coimea, según la encuesta, es más creíble que el Ministerio Público o el Poder Judicial.

La Encuesta Nacional de Victimización 2017, realizada por el Instituto de Ciencias Penales y Sociales (Inecip-Paraguay) y la Universidad Nacional de Pilar, advierte que la Policía Nacional es considerada como la institución que más recibe coimas en todo el país y aún así es más confiable que la Fiscalía o el Poder Judicial.

El trabajo –publicado en agosto pasado– fue realizado en el marco del proyecto La inseguridad en Paraguay: Una mirada desde las víctimas, y fue cofinanciado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

La encuesta se realizó a nivel país, con 3.150 personas encuestadas en todo el territorio nacional, bajo la metodología propuesta por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen. El anterior estudio de este tipo había sido realizado por el Ministerio del Interior en el 2010.

Entre otras cosas, la encuesta recoge datos sobre las tasas de victimización, el subrregistro de la delincuencia, la sensación de inseguridad de la ciudadanía, la confianza en las instituciones, los efectos económicos de la percepción de inseguridad y los cambios de hábitos que genera el miedo a la delincuencia.

RESULTADOS. Al ser consultado si alguna vez pagó una coima a un funcionario público para que haga o deje de hacer algo, el 5,9% de los encuestados dijeron que sí y entre estas personas, 42,2% afirmó que el funcionario coimeado era de la Policía Nacional; 34,1% de la Policía Caminera; 22% de la Policía Municipal; y 1,6% un funcionario fiscal.

No obstante, entre las instituciones del área de la Justicia, la Policía fue la que resultó más confiable entre los encuestados (ver infografía). Asimismo, la Policía es la institución cuya función se conoce en mayor medida.

El 97,1% de los encuestados dijeron conocer las funciones de la Policía, en tanto que el 76% manifestó saber cuáles son las funciones de la Fiscalía y solo el 66,7% afirmó conocer las funciones de los jueces y los tribunales.

Al respecto, el investigador principal del proyecto y doctor en criminología Juan Martens, señaló que hay varias hipótesis que pueden explicar que la Policía sea la más coimera y también la más creíble.

“Tal vez una explicación sea que es la institución cuya función se conoce en mayor medida y por otro lado, en entrevistas complementarias que hemos hecho para documentar este fenómeno, ha salido con frecuencia que con la Policía uno puede negociar, porque paradójicamente la Policía es la institución que más coimea. Entonces puede ser que esté normalizada esta corrupción, ya ni siquiera se ve como algo irregular”, comentó el investigador.

“Por otro lado, podría ser también de que si uno le coimea a la Policía por lo general se esquiva de problemas. De esta forma la coima aparece como una forma segura, entre comillas, de solucionar problemas. Podría ser también que es la institución más próxima al ciudadano, es la que está en la calle, que conoce el día a día de la gente”, añadió el director ejecutivo de Inecip-Paraguay.

Embed

El 68,3% de los delitos no son denunciados
De acuerdo con los datos, el 68,3% no son denunciados por las víctimas. “De diez delitos que ocurren en el país, apenas tres se registran. En comparación con los resultados de la encuesta nacional de victimización de 2010, se nota una leve mejoría, teniendo en cuenta que existen más denuncias, ya que se pasa del 27% al 31,6%; de igual modo, el subregistro desciende del 77% al 68,3%”, señala el reporte Atlas de la violencia e inseguridad en Paraguay.En ese sentido, advierte que las regiones del Chaco (Boquerón y Presidente Hayes) y Sur (Ñeembucú, Misiones e Itapúa) son las que presentan índices de subregistro o cifra oculta más altos con 79,8% y 79,5%, respectivamente. En tercer lugar, se ubica la región Norte (Concepción, San Pedro y Amambay) con 71,4%.Por otro lado, la encuesta también recoge otro dato paradójico: entre los delitos contra las personas, el más sufrido es el de la extorsión, pero al mismo tiempo es el menos denunciado, con un subregistro del 88,5%.

Dejá tu comentario