Política

Justicia brasileña acorrala a Cartes por lavado de dinero

 

Lo que fue motivo de comentarios a nivel popular como un secreto a voces, la Justicia brasileña terminó por confirmar ayer con un pedido de prisión preventiva. El ex presidente Horacio Cartes aparece seriamente comprometido en la investigación del sonado caso de lavado de dinero en Brasil, conocido como Lava Jato. Evidencias de la investigación del Ministerio Público Federal lo comprometen como financista de una organización criminal, que tiene como uno de los principales referentes a su “hermano del alma”, Dario Messer.

La orden de prisión, resultante de la Operación Patrón –llamada así por el apelativo con el que Dario Messer se dirige a HC– y que afecta a Cartes, como también a empresarios brasileños y paraguayos que operan en casas de cambio, fue dictada por el juez de la Corte Federal de Río de Janeiro, Marcelo Bretas.

El ex jefe de Estado es señalado por el Ministerio Público Federal como responsable de ejercer influencia política y dar protección para que se mantengan actividades de manera impune el Lava Jato (ver detalles de la conexión en infografía de la página).

En su informe, la Fiscalía brasileña detalla la participación individual de todos los que colaboraron para que Messer permanezca prófugo y el nexo directo con Cartes, mientras este aún estaba ejerciendo como jefe de Estado hasta el 15 de agosto de 2018.

El relato de conexiones arranca con Myra Athayde, novia de Messer como eje de conexión. La mujer es considerada como las “manos largas” que interviene y contacta con los “amigos” de Paraguay para resguardar a su novio.

Roque Fabiano Silveira, conocido como uno de los empresarios más poderosos de Paraguay y también asociado en Brasil a crímenes de contrabando de cigarrillos paraguayos y dos homicidios, es señalado como responsable de esconder a Messer en una hacienda en Saltos del Guairá, en mayo de 2018.

El nombre de Cartes empieza a aparecer en la parte en que Messer, en conversación vía WhatsApp, le pide a Roque “que retire con Horacio Cartes el valor de USD 500.000. Agrega que en un diálogo de julio de 2018, Roque afirma a Dario que estaría viendo un departamento en Paraguay para cumplir prisión domiciliaria. Luego cita la intervención de Felipe Cogorno Álvarez, Édgar Ceferino Aranda Franco y José Fermín Valdez González, que se encargaron del auxilio de USD 500.000 mencionados anteriormente a través de Fe Cambios SA, con sede en Villa Morra, Asunción, propiedad de Aranda Franco y gerenciada por Valdez González.

ABOGADA

Más adelante, surge la abogada María Leticia Bóbeda Andrada, hija del ex senador paraguayo José Manuel Bóbeda, indicada por Roque para Dario como persona de influencia en el gobierno. Dice que fue contratada en junio, antes de ser detenido en julio, para cuidar su situación de prófugo en Paraguay y “el pago al ministro del Interior con la finalidad de evitar que sea extraditado e investigado en Brasil”.

Refiere que constan en diálogos entre Leticia y Dario que ambos debaten sobre un soborno de USD 2 millones al ministro del Interior (sería con Juan Ernesto Villamayor), como también sobre un posible encuentro con el senador paraguayo Sergio Godoy y valores que la abogada debía utilizar.

CARTES

En el caso del ex presidente, relata sus antecedentes de estrecho vínculo con la familia Messer desde la década de los 80, cuando fue procesado por evasión de divisas, además de instalar la financiera Amambay, Banco Basa en la actualidad.

Afirma que diálogos investigados demuestran la “colaboración de Horacio con Dario, a fin de auxiliarlo a mantenerse escondido”.

Destaca que del celular de Messer, en junio de 2018, este envió una carga para el “patrao” (Cartes), solicitando USD 500.000 para sus gastos iniciales jurídicos que debían ser entregados al portador, su amigo Roque Fabiano Silveira.

El Ministerio Público Federal brasileño considera en su acta que “para huir de las autoridades brasileñas, Dario Messer fue a ocultarse en Paraguay, donde el presidente era Horacio Cartes, su hermano del alma, y que por intermedio del amigo Roque, recibió 500.000 dólares para auxiliarlo cuando estaba como prófugo”.


Prisión. Juez de la Corte Federal de Río de Janeiro ordenó su detención preventiva ante evidencias.

Pruebas. Ministerio Público de Brasil confirma que protegió y financió al prófugo Dario Messer.

lava jato paraguayos investigados.png

El millonario pedido al "hermano del alma" en una emotiva carta

“Disculpas por incomodar, pero me encuentro muy complicado”, comenzaba diciendo Dario Messer en una carta enviada a su amigo Horacio Cartes para pedirle la suma de 500.000 dólares para sus gastos jurídicos, en el tiempo que estaba fugitivo.

El hombre relata con detalles que fue llevado de sorpresa para Brasil, luego de estar escondido en nuestro país. Le cuenta que contrató a la abogada Leticia Bóbeda para que le represente legalmente y allí le realizó la propuesta concreta.

“Tengo que recurrir a tu ayuda para los gastos jurídicos. En esta primera etapa voy a precisar de 500.000 dólares, con eso me voy asentar y conseguir la prisión domiciliaria en Asunción”, relata en otra línea de la misiva.

En las líneas escritas a puño y letra, el brasileño mencionó una estancia ubicada en la localidad de Pedro Juan Caballero.

Según las instrucciones de la carta, el dinero debía ser entregado al amigo de Messer, Roque Fabiano Silveira, que pasó a ser el intermediario entre ambos.

Esta es una de las pruebas con la que cuenta la Justicia brasileña en el marco del operativo que lleva el nombre de Patrón con el que el brasileño comenzó su carta.

De acuerdo con el Ministerio Público brasileño el relacionamiento del brasileño con el ex presidente paraguayo comenzó en la década del 80 cuando Dario Messer fundó Cambios Amambay SRL que más tarde pasó a ser Banco Amambay y actualmente es el banco Basa que tiene como accionista mayoritario a Cartes.

La relación entre los dos –siempre según la investigación– se fortaleció ya en los años 90 cuando compraron una estancia juntos. Transacción en la que también habría participado Dan Messer, hijo de Dario.

EL CELULAR

Los investigadores brasileños llegaron hasta el ex mandatario luego de revisar el teléfono celular de Messer, donde el número de Cartes figura con el nombre de “Rei” (Rey).

Desde allí accedieron a conversaciones donde supuestamente Cartes aconsejaba a su amigo sobre el momento más indicado para entregarse a las autoridades, mencionando la fecha luego del 15 de agosto de 2018, cuando el empresario paraguayo dejó el Palacio de López.

En otras conversaciones, que fueron extraídas del teléfono celular del brasileño, se menciona una conversación entre Messer y Roque Silveira que le informa sobre el dinero que fue a retirar con “Horacio”.

Ya en marzo de 2019, se captó otra conversación entre el brasileño ahora detenido y la abogada Leticia Bóbeda, donde supuestamente le informa que Julio, su hermano que vive en Nueva York, consiguió hablar con el ex presidente y este le habría dicho que las cosas estarán con más calma.

Varios. La orden de prisión también afecta a empresarios, cambistas y a la abogada de Messer.

Reacción. Pedro Ovelar, abogado de Cartes, dice que se está pretendiendo “penalizar la amistad”.

Dejá tu comentario