22 jun. 2024

Irán suprime la policia de la moral, anuncia el fiscal general del país

Irán suprime la policía de la moral, fuerza que vigilaba la vestimenta de las personas y detenía sobre todo a las mujeres que no se cubrían de acuerdo con los códigos dictados por el sistema de la República Islámica, informó el fiscal general del país, Mohamad Yafar Montazerí.

Protestas en Irán (3).jpg

Irán señaló directamente a Alemania, uno de los principales promotores de la resolución.

Foto: EFE.

Esa policía “no tiene nada que ver con el Poder Judicial”, preciso Montazerí al hacer el anuncio en declaraciones difundidas anoche por la agencia local iraní de noticias ISNA, en lo que los analistas consideran una cesión ante el movimiento de protesta popular que registra el país desde hace tres meses.

Montazerí explicó que el Poder Judicial continuará con su supervisión respecto al comportamiento a nivel comunitario y subrayó que la vestimenta de las mujeres sigue siendo muy importante, sobre todo en la ciudad santa de Qom, al sur de Teherán.

“El mal hiyab (velo islámico) en el país, especialmente en la ciudad santa de Qom, es una de las principales preocupaciones del Poder Judicial así como de nuestra sociedad revolucionaria, pero cabe señalar que la acción judicial es el último recurso y las medidas culturales anteceden a cualquier otra”, justificó Montazerí en un discurso en una reunión con clérigos en Qom.

La ciudad de Qom es el centro teológico de Irán, donde están situados los principales seminarios del país y donde visitan y estudian miles de peregrinos y seminaristas de todo el mundo.

Lea más: EEUU sanciona a la Policía de la Moral iraní por la muerte de Amini

Irán vive protestas generalizadas desde el pasado 16 setiembre, tras la muerte bajo la custodia policial de la joven kurda de 22 años Mahsa Amini, que había sido arrestada precisamente por la policía de la moral por llevar supuestamente mal puesto el velo islámico.

Las protestas incluyen la reivindicación del fin de la República Islámica.

“No se trata de protesta, esto es una revolución”, “no queremos República Islámica”, “muerte al dictador”, son algunos lemas que gritan los manifestantes en protestas callejeras o por las noches desde las ventanas de sus casas y escriben en los muros de los edificios desde el pasado mes de setiembre.

Según el Consejo de Seguridad de Irán desde el comienzo de las protestas han muerto “más de 200 personas”, pero oenegés extranjeras, como Iran Human Rights, con sede en Oslo, sitúan el número de muertos en 448 por la fuerte represión policial.

Además, al menos 2.000 personas han sido acusadas de diversos delitos por su participación en las movilizaciones, de las que seis han sido condenadas a muerte.

Más contenido de esta sección
El ex presidente uruguayo José Mujica “está bien” tras finalizar las sesiones de radioterapia por el cáncer de esófago que se le diagnosticó a principios de mayo, y se espera que tengan efecto curativo, informó este viernes su médica personal.
Una familia estadounidense reclama más de USD 80.000 a la NASA debido a un pequeño fragmento de desechos espaciales que cayó del espacio y atravesó el techo de su casa en Florida, informó el viernes una firma de abogados.
Un joven de 19 años fue inculpado y puesto en prisión preventiva el viernes, junto con otro menor ya procesado, por supuestamente “haber planeado cometer un acto violento dirigido, entre otros, contra objetivos judíos”, informó una fuente judicial.
Con más de 3.000 personas realizando de forma simultánea cinco posturas distintas de yoga para conmemorar el día internacional de esta práctica milenaria, la institución de yoga ‘Akshar Yoga’ logró este viernes en la India cinco récords Guinness, a la espera de otros dos que están siendo verificados.
La ofensiva israelí sobre la Franja de Gaza dejó a más de 6.000 familias palestinas sin sus madres, un número que aumenta cada día, dijo este viernes la representante de ONU Mujeres en Palestina, Maryse Guimond.
El número de muertos por beber alcohol adulterado en el sur de la India aumentó este viernes a 47 y más de un centenar de personas continúan hospitalizadas, mientras que las instituciones del país vuelcan su atención en el caso.