Nacionales

Indert recupera tierras que eran utilizadas por el narcotráfico en el Chaco

Una extensa propiedad situada en la frontera con Bolivia fue recuperada por el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) y será cedida al Ministerio de Defensa. El predio era utilizado por narcotraficantes.

El Ministerio de Defensa plantea construir en el sitio una base militar que se encargue de evitar el despegue y arribo de narcoavionetas en la zona. El Indert ya hizo el traspaso de la propiedad.

El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, destacó que la medida es una decisión sin precedentes. Comentó que tanto la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) como la Policía Nacional ya intervinieron ese inmueble en dos ocasiones.

Giuzzio explicó que por su ubicación cercana a la frontera con Bolivia, el establecimiento era estratégico para el tráfico internacional de drogas.

“Con esto vamos a poder establecer un mecanismo de recuperación de propiedades que siguen siendo del Indert y disponer de las mismas para entregárselas a verdaderos campesinos”, dijo.

https://twitter.com/PresidenciaPy/status/1402995626091024396

Por su parte, la titular del Indert, Gail González Yaluff, indicó que se considera ilegítimo que personas que no se dediquen a la agricultura o ganadería tengan la posesión de estos lotes, por lo que se procedió a su recuperación.

“Lo que hicimos fue desestimar expedientes, revocar resoluciones y mantener fracciones, para lo que debimos anular títulos formulados que no fueron inscriptos”, explicó la titular del Indert.

Asimismo, explicó que la decisión de otorgar posesión del inmueble al Ministerio de Defensa obedece a una cuestión de soberanía ya que el establecimiento está solo a cinco kilómetros de la frontera con Bolivia en el Chaco.

El ministro de Defensa, Bernardo Soto Estigarribia, informó que las Fuerzas Armadas tomarán inmediata posesión del sitio, donde se establecerá un destacamento que se encargará de evitar el aterrizaje de aviones con cargas ilícitas.

Asimismo, adelantó que se estudia la posibilidad de que la propiedad de unas 24.000 hectáreas sea declarada como área silvestre y protegida.

En el citado establecimiento se encuentran hangares, viviendas y suministro de agua, así como una pista de aterrizaje totalmente funcional.

Las autoridades hablaron en conferencia de prensa luego de reunirse en el Palacio de Gobierno con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Dejá tu comentario