Turismo

Impulsarán turismo a través de senderos de los guaraníes

El camino prehispánico de los guaraníes sí existió y se plantea revalorizar el Tape Aviru para que los amantes de la naturaleza y del turismo puedan experimentar la aventura de caminar por los sitios donde los guaraníes dejaron sus huellas.

Richart González Por Richart González

Varias organizaciones se encuentran trabajando en el proyecto en la Cordillera del Ybytyruzú, revalorizando el sendero turístico Tape Aviru, en la zona Akatî-Tororõ, del Departamento del Guairá. El camino posee una extensión de 2.000 metros y fue habilitado en los primeros días del mes de agosto de este año.

Según Antonio van Humbeeck, de Alter Vida, el objetivo es revalorizar los caminos ancestrales de los guaraníes y además crear conciencia sobre el cuidado de los espacios turísticos y, más allá de eso, se busca rescatar la historia que tienen consigo.

“La idea es revalorizar el Tape Aviru, esto es algo tangible, muchos piensan que era algo místico o que era la búsqueda de la tierra sin mal, etc., sin embargo, los libros de historia nos indican que el camino existió e iba desde la costa del Atlántico hasta la Cordillera de los Andes y se comunicaba a su vez con el camino de los incas. El sendero del Ybytyruzú también es parte de eso, precisamente en la zona Akatî-Tororõ del Guairá”, señaló Van Humbeeck.

DESCUBRIR. Por su parte, Ebe González, directora ejecutiva de Alter Vida, dijo que se encuentran trabajando para difundir la historia de una red de senderos que fue testigo de numerosos episodios de conquistas, intercambios y contactos entre los pueblos pertenecientes a las tierras sudamericanas altas y bajas.

“Según los historiadores, el portugués Alejo García, tras naufragar en la costa atlántica –al sur del Brasil– en 1516, escuchó que los indígenas tupí guaraní hablaban de una red de caminos que atravesaba el continente desde el Atlántico hasta las estribaciones de los Andes, la ciudad de Cusco y la costa del Pacífico, conectándose con el Camino del Inca”, indicó.

Mencionó que estos relatos estimularon a Alejo García a organizar una expedición por toda la América meridional, siendo el primer europeo que pisó la tierra de los incas seis años antes que Francisco Pizarro, además de ser el primero en llegar al territorio paraguayo. Posteriormente, lo siguieron varios conquistadores, estudiosos de la flora y la fauna sudamericanas, los jesuitas y otras órdenes religiosas.

La red de senderos también penetraba en el Departamento del Guairá, donde está la Reserva de Recursos Manejados del Ybytyruzú (RRMY), con su serranía poblada de árboles nativos, cursos de agua con atractivos saltos y rocas de singular formación geológica.

SEMINARIO. En el marco del proyecto Desarrollo del turismo rural comunitario, el turismo de naturaleza y el senderismo, como alternativa para la generación de ingresos y el combate a la pobreza, de pobladores residentes en la Reserva de Recursos Manejados del Ybytyruzú y su área de influencia directa, Paraguay; revalorizando el Tape Aviru, camino prehispánico de los guaraníes, la Fundación Sendero de Chile y Alter Vida llevaron a cabo un seminario cuyo objetivo fue que se valoren los senderos del Paraguay.

La actividad tuvo lugar el pasado viernes en el salón Cristal de la Universidad Nacional de Villarrica del Espíritu Santo y contó con la presencia de prestigiosos expositores. El seminario tuvo como título Tape Aviru, caminos ancestrales de los guaraníes.

UNA ANTIGÜEDAD

Una estación del Tape Aviru es Itá Letra, sitio de arte rupestre asentado en la compañía Tororõ (Villarrica). Estudios determinaron que los petroglifos o grabados, de entre 5.000 y 2.500 años de antigüedad, habrían sido obra de comunidades previas a las guaraníes.

En el Guairá, la habilitación del sendero fue implementada por el Centro de Estudios y Formación para el Ecodesarrollo Alter Vida, en alianza con la Fundación Sendero de Chile y la cooperación financiera del Fondo Chile, iniciativa del Gobierno de Chile a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Chile, en coordinación con la Senatur y en el marco del plan de manejo de la Reserva Ybytyruzú, gestionado por el Ministerio del Ambiente, con el apoyo de varias empresas e instituciones, se informó en la actividad.

Dejá tu comentario