Opinión

FMI sobre Paraguay: Conclusiones recientes

Son destacables los 15 puntos relacionados con coyuntura y estructura en nuestro país, abordados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en forma relativamente completa.

Ricardo Rodriguez Silvero Por Ricardo Rodriguez Silvero

Sobre la situación local, regional y global, desde la óptica paraguaya, el enfoque no puede ser más acertado. Las autoridades del FMI dieron su consentimiento para publicarlos, pero aclaran que las opiniones expresadas en este comunicado son las del personal técnico del FMI, no representando las de su Consejo Directivo. Se trata de la declaración final, Artículo IV de 2022, del 6 pasado de abril. Los titulares utilizados para cada punto son suficientemente expresivos y fáciles de entender. Todo analista de Paraguay y su inserción internacional debería conocerlos in extenso. Lo que va entre paréntesis son comentarios míos.

FMI Y MIS COMENTARIOS PERSONALES. 1. Desde 2019, la economía paraguaya ha sufrido una serie de shocks externos (ninguno de ellos subestimables). 2. La situación económica se complicó aún más por un shock de inflación internacional (desde el pasado 24 de febrero por la masiva invasión genocida de los putinistas en Ucrania, pretendiendo anexarse manu militari a ese país independiente, masacrando a su pueblo indefenso —mediante el brutal bombardeo indiferenciado—, agravado aún más en las últimas semanas y ya al borde de una atómica 3ª Guerra Mundial). 3. La posición fiscal (en Paraguay) mejoró en 2021, debido a la disminución de gastos en las medidas relacionadas con el Covid-19 y el repunte de los ingresos del Gobierno (pero no se ha logrado combatir con éxito ni la impunidad ni la corrupción ad hoc).

SHOCKS EXTERNOS Y CONDICIONAMIENTOS INTERNOS. 4. La reciente recurrencia de shocks externos reafirma la necesidad de reconstruir el espacio y la flexibilidad de las políticas macroeconómicas para el futuro (reduciendo mala calidad de gastos públicos locales). 5. El aumento de shocks externos hace más urgente abordar los obstáculos estructurales y sociales para un crecimiento alto e inclusivo (cuanto antes, mejor).

PROBABILIDADES Y DESIDERATA. 6. En 2022 es probable que Paraguay experimente un crecimiento económico más bajo y una inflación más alta que lo esperado anteriormente (aunque el crecimiento pueda aumentar sustancialmente en 2023 con inflación igual o peor). 7. La política monetaria debe seguir dependiendo de los datos y el BCP debería hacerla más restrictiva si las expectativas de inflación se desanclan o la inflación resulta ser más persistente (de acuerdo). 8. Los shocks externos también están aumentando las presiones sobre la posición fiscal (cada vez más). 9. Si bien el impulso fiscal durante los últimos tres años fue apropiado, la convergencia hacia el tope del déficit de 1,5 por ciento del PIB en el mediano plazo es crítica para mantener la credibilidad de la política fiscal (es cierto). 10. La eficiencia del gasto público también debería ser mejorada (falta mucho para lograrlo). 11. Existe espacio para mejorar el diseño y direccionamiento de los programas sociales (hay mayores dificultades por las grandes clandestinidad, informalidad e ilegalidad). 12. Es importante preservar la salud y resiliencia del sector financiero (cumpliendo mejor las normas respectivas de seguridad).

CRIMEN ORGANIZADO Y GAFILAT. 13. Paraguay continúa fortaleciendo su régimen antilavado de activos/contra el financiamiento del terrorismo (no obstante, en los últimos tiempos se han afianzado el crimen organizado, el narcotráfico y los giros ilegales) 14. Existe la necesidad de recobrar el impulso en la implementación de reformas estructurales para mejorar el clima de negocios (condición sine qua non). Muchas de estas áreas de reforma requieren inversión pública y gastos adicionales (ojalá que se vuelvan mejores). 15. Para mejorar las políticas de la adaptación al cambio climático, Paraguay debería esforzarse en moverse hacia un marco de política integrada (local e internacionalmente).

Dejá tu comentario