Mundo

Florence descarga a su paso cantidades épicas de lluvias

 

Florence todavía “descarga cantidades épicas” de lluvia, aunque ha perdido fuerza, dijo el sábado el gobernador de Carolina del Norte, el estado del sureste de Estados Unidos más afectado por el paso de la tormenta.

“Mucha gente que piensa que la tormenta ha caído, aún no se ha enfrentado a su amenaza”, subrayó Roy Cooper, quien advirtió también que los ríos en el interior del estado pronto se desbordarían debido a la lluvia.

Florence todavía descarga cantidades épicas de lluvia, aunque ha perdido fuerza, dijo Cooper, quien desalentó a aquellos que intentaban regresar a sus hogares el sábado.

La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) movilizó a 1.200 personas para las operaciones de búsqueda y rescate. El Ejército de Estados Unidos y voluntarios de todo el país, como la Cajun Navy de Luisiana, también ayudan en las tareas.

Las ráfagas de viento causaron daños severos, arrancando árboles y postes de luz. Más de 800.000 hogares no tenían electricidad el sábado por la mañana, según los Servicios de Administración de Emergencias de Carolina del Norte.

LENTO AVANCE. Florence golpeó la costa este de Estados Unidos el viernes como un huracán categoría 1 pero desde entonces se ha debilitado a tormenta tropical.

El sábado avanzaba a 6 km/h hacia el interior, con vientos sostenidos de 75 km/h, en la frontera de Carolina del Norte y Carolina del Sur, cerca de la costa este de Estados Unidos, según el boletín de las 18.00 GMT, difundido por el Centro Nacional de Huracanes (NHC). Se espera que se convierta en una “depresión tropical” antes del domingo.

Los meteorólogos prevén que en Carolina del Norte la acumulación de agua de las lluvias alcance los 25 cm tierras adentro, y un metro en algunas áreas costeras.

Según Steve Goldstein, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), algunas áreas ya recibieron unos 60 centímetros de lluvia y podrían esperar medio metro más.

A pesar de que “Florence se debilita lentamente a medida que entra en el este de Carolina del Sur”, según el NHC, se esperaba que las precipitaciones continúen “causando inundaciones catastróficas y grandes, y prolongadas inundaciones en los ríos”.

El NHC advirtió de que: “Algunos tornados son posibles en el sureste de Carolina del Norte y el noreste de Carolina del Sur”. AFP

Dejá tu comentario