Nacionales

Familiares de Óscar Denis piden a Giuzzio guardar "respetuoso silencio" ante ineficacia

Las hijas de Óscar Denis pidieron al ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, que guarde un respetuoso silencio ante la ineficacia del Gobierno y tras sus expresiones, en las cuales sostiene que no existe una industria del secuestro en Paraguay.

En el marco de los 20 años del secuestro de María Edith Bordón de Debernardi, que posteriormente siguió con una seguidilla de secuestros y la conformación de grupos armados, los familiares de Óscar Denis, secuestrado hace más de un año, afirmaron que hace 20 años la industria del secuestro instalaba su sucursal en Paraguay y que marcó un antes y un después.

"Ocurría a la luz del día y en uno de los lugares más públicos de la capital, como si empezaran a escribir la historia del secuestro con prólogo de burla hacia un Estado que no estaba preparado para lo que vendría", expresó el comunicado emitido por las hijas del ex vicepresidente de la República Óscar Denis, quien se encuentra en manos del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

En ese sentido, señalaron que pasaron dos décadas, varios secuestrados y cientos de muertos por el camino y que algunos de los secuestrados pudieron volver a sus hogares y otros encontraron “la muerte más cruel en manos de unos cobardes sin patria y sin escrúpulos”.

Lea más: Arnaldo Giuzzio niega instalación del plagio como una industria

“Otros —como nuestro padre Óscar, como Edelio y como Félix— siguen secuestrados hace bastante tiempo, haciéndonos creer que no contamos con un Estado protector y garante de derechos, sino con gobiernos de turno que durante estos 20 años no han hecho otra cosa que sumar bajas en sus filas policiales, engrosar la lista de civiles secuestrados y mirar desde el banco de suplentes como estos grupos criminales extendieron su negocio delictivo a otras actividades, como el reclutamiento de niños y niñas, la extorsión y el asesinato”, criticaron.

De igual manera, mencionaron que a 20 años del secuestro de Bordón de Debernardi, el Estado se encuentra completamente sometido a la voluntad de “un grupo de forajidos, pertenecientes a dos o tres familias que tienen en vilo a un país y somete a cada Gobierno que pasa”.

Expresiones de Giuzzio

Las hijas de Denis remarcaron que el ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, prefiere dar la espalda al problema y pretende tapar el sol con un dedo, a través de un discurso “simplista, egoísta, infantil y hasta ofensivo para las víctimas”.

El titular de la cartera de Seguridad manifestó que no hay una industria del secuestro en Paraguay.

“Lo grave de esa expresión no es que pretenda esconder la vergüenza de la ineficiencia o que desconozca la magnitud del problema, sino que, conociéndola, prefiera minimizarla”, lamentaron.

Caso María Edith: Así se ejecutó el primer secuestro del EPP

Asimismo, aseguraron que minimizar el problema del secuestro es la garantía del fracaso y que decir que no es una industria porque no genera réditos es menospreciar el esfuerzo que costó conseguir los USD 6 millones pagados por familiares de víctimas secuestradas, muchas incluso para recibir a cambio los restos mortales de sus seres amados.

“Decir que la seguridad está mejorando, cuando hace más de un año que no tenemos novedades de nuestro padre, hace cinco años de Félix Urbieta y hace siete años de Edelio Morínigo, es simplemente la negación de la inoperancia y la ineficiencia de los servicios de seguridad, y peor aún, es darle un tiro de gracia al atisbo de confianza que todavía teníamos en su gestión”, agregaron.

Entérese más: Suplican al EPP liberación de Denis a 14 meses de secuestro

Asimismo subrayaron que hablar de que la seguridad está mejorando, cuando niños y niñas indígenas son reclutados en el monte para alistarse a las filas del EPP, es darles la espalda a la protección que el Estado debe garantizar.

"Niños que deben cargar juguetes y no fusiles", denunciaron.

También recalcaron que hace 20 años se viene padeciendo de secuestros, muertes, extorsiones, reclutamiento de niños y niñas indígenas y una constante y sistemática inseguridad, por lo que pidieron, "ante tanta ineficacia estatal", negar o minimizar el problema, no contribuye a su solución.

"Si no se cuenta con una política de combate clara y eficaz, es mejor guardar respetuoso silencio", finalizaron.

Dejá tu comentario